El jonronero y el carga bates

29

Alejandro Lelo de Larrea/Grupo Cantón

MONTERREY, NUEVO LEÓN.— Por vez primera, un gobernador no morenista aparece en el tem­plete junto al presidente electo, en un mitin. Es el estado 27 que visita Andrés Manuel López Obrador como parte de su gira de agradecimiento.

Se ha reunido con igual nú­mero de gobernadores, siempre encuentros por la mañana o al mediodía. Y por las tardes, reu­nión pública, en las plazas prin­cipales: el mandatario electo, con alcaldes, legisladores y liderazgos de Morena. El único gobernador que había subido con él al estrado, Cuauhtémoc Blanco, de Morelos. Su aliado.

Pero aquí, El Bronco como se hace llamar y para hacer honor a su apodo, acepta la invitación, que es más que ello, el reto de estar con López Obrador en su mitin, en la Macroplaza, el lugar emble­mático de esta ciudad.

Se expone a una rechifla, a los abucheos de los militantes de Morena. Sin embargo, pasa la prueba. Y recibe el respaldo de López Obrador. “Debemos res­petar al Gobernador. Ya pasó la campaña”, remarca. Ambos ahí en el estrado. López Obrador con la chamarra de los Sultanes de Monterrey, el equipo de béisbol que acaba de ganar la Serie del Rey. Jaime Rodríguez con chale­co, porque es Bronco.

Antes de que comience el mi­tin, también por vez primera en  la Gira del Agradecimiento, esta vez la seguridad es mayor. En las entradas a la zona de sillas de la Macroplaza, revisan con detector de metales a las personas, andes de permitirles ingresar.

Pero no, no es un operativo or­denado por la Ayudantía de López Obrador, y menos por éste. Es de­cisión del gobierno del Estado, de la gente que cuida al Bronco.

Cambio de opinión. Por la ma­ñana, después de la reunión se le cuestiona al Bronco:

— ¿Usted dijo que no iba a ‘pe­lar’ a López Obrador en tanto no fuera presidente, lo que será el 1 de diciembre?

— Ya es presidente, presi­dente electo, pero presidente. — Dice. Y remata con un chistore­te en forma de canción: “Hoy voy a cambiar…”

Lo cierto es que El Bronco no sólo ‘peló’ a López Obrador. Estu­vo todo el día con él.

También por la noche, ya en un encuentro de educación orga­nizado por Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa de Alberto Ana­ya, el líder máximo del PT (uno de los aliados de López Obrador). Ahí está El Bronco. junto a López Obrador, quien anuncia que va a incorporar a la Secretaría de Edu­cación Pública a los Centros de Desarrollo Infantil (Cendi), para que esa dependencia les pague sus salarios.

Ahí, recibe López Obrador el último alabo del día, en público, por parte del Bronco: “Hoy él pi­cha y va a ser el gran pícher de este país. Y va a tener también que ser el jonronero. Y yo, el carga bates y recoge pelotas”.