Los grandes de la banda con Pepe Zavala

9921
Raquel Bigorra

Pepe Zavala se voló la barda. El arreglista y director de orquesta, que durante tantos años ha arropado a los cantantes en los programas de televisión, ahora juntó a los gruperos. ¿Se imaginan a los máximos exponentes de la música regional mexicana cantando baladas? Esa fue la loca idea de Pepe, que le encantó a Sony Music.

Me invitó a la grabación del DVD y estuve compartiendo con Saúl El Jaguar, El Mimoso, El Yaki, Claudio Alcaraz, Bobby Pulido y también Julio Preciado, quien por cierto llegó de Mazatlán convaleciente pero con mucha ganas. “Pensé que no la libraba”, me dijo. Anda con un catéter en el pecho para que cada semana le puedan realizar una hemodiálisis, pero de pie como un roble lo vi. Todos los muchachos lo trataron con un cariño y admiración que eso me dio mucho gusto. Los cantantes me decían que lo ven como el papá de la música grupera y lo respetan por todo lo que ha logrado como solista después de separarse de El Recodo. “Es una inspiración”, me dijo Lorenzo. Quien por cierto, traía a la prensa vuelta loca y yo allí me enteré que es novio de La Chiquis Rivera.

Me dijo Pepe que quizás no me daría la entrevista porque no quería que lo metieran en chismes. Pues para nada, se portó monísimo y muy atento conmigo, todo un caballero. También Horacio Palencia, Carlos Sarabia y Germán Montero. Lo mejor fue verlos convivir como una verdadera familia en los camerinos y hasta verlos sufrir un poquito. Me confesaron que sacarlos de su zona de confort los puso a parir chayotes. ¿Cómo no? Mi querido Pepe con su orquesta de 40 músicos los acompañó en melodías como “Me basta” y “Almohada”, de El Príncipe José José. Y otras de Roberto Carlos. Aunque ellos me aseguraron que a la hora de la bohemia se olvidan de la banda, no es lo mismo estar acompañados por el sonido de la tuba que por la orquesta de Pepe. ¡Estaba muy nervioso! Me confesaron uno por uno.

Pero también felices y agradecidos por la oportunidad. Le reconocen a Zavala todo el apoyo que les ha dado a lo largo de tantos años en la televisión. También admiran su trabajo, por eso se dejaron dirigir ahora como baladistas. Fueron todos muy guapos, dejaron los brillos y botas y hasta la texana y se enfundaron en hermosos trajes. Chuleándolos les dije que se parecían todos a José José.

Hermoso trabajo de verdad el que realizaron. Sus voces se escuchan divinas. Así que desde aquí le aplaudo al maestro Pepe Zavala la gran idea y el extraordinario trabajo de su arte y maravillosa orquesta.

¡A gozar .que el mundo se va a acabar! Y estén pendientes porque muy pronto tendremos ya a los grandes de la banda con la orquesta de Pepe Zavala en un DVD y disco en vivo. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.