Desigualdad económica y cuotas universitarias

Desigualdad económica y cuotas universitarias

583
0
Compartir
Reconocimiento a Graue en Guatemala, por lo que no asistió al diálogo público con estudiantes de la UNAM. FOTO: UNAM /CUARTOSCURO.COM

Entre Líneas

Por @danielh_moncada 

La situación económica de las universidades autónomas del país es un problema serio, pues por lo menos 10 de ellas, se encuentran en crisis financiera.  Por ello, diversos trabajadores y administrativos decidieron realizar huelga (como en el caso de la UAEM), lo que vulnera la educación superior de miles de estudiantes del país.

Pliego InterUNAM firmado por el Rector Graue

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, a la hora de “contestar públicamente” el pliego petitorio de la Asamblea InterUNAM expresó que es necesario discutir la “gratuidad total de la educación superior”.  Escribo entre comillas “contestar públicamente” porque los compañeros universitarios esperaban un diálogo público, cosa que no sucedió.  Las autoridades universitarias se limitaron a filtrar un PDF de la respuesta a diversos medios de comunicación para “preparar la nota”, antes de ser publicado en la Gaceta UNAM, como lo acusan los universitarios.  (Graue estaba en Guatemala recibiendo un reconocimiento).

Regresando a la gratuidad de la universidad, está más que establecido en el artículo 3 de nuestra carta magna, exactamente en la fracción IV, que toda la educación impartida por el Estado debe ser gratuita. La UNAM es una corporación pública descentralizada del Estado (como el Banco de México) así lo señala también el artículo 1° de la Ley Orgánica de esta casa de estudios.

Las cuotas universitarias en el país no deberían ser un problema, si no existiera una brecha de desigualdad económica gigante derivada del actual sistema económico que nos controla. Si no existiera la universidad pública, yo no podría escribir esta columna, pues mis padres no tenían la solvencia económica suficiente para mandarme a estudiar a una universidad privada. Está demás decir que soy estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Y es preocupante que desde el mes de agosto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) “el sindicato de los empresarios”, proponga que se establezcan “cuotas parciales de recuperación”, en las universidades públicas del país.

¿Cuántas de las personas lectoras (madres y padres) de este diario, pueden dormir en paz porque tienen la certidumbre de que su hijo asistirá a la universidad? Realice usted sus propias conclusiones.