Legalización de las drogas, ¿factible?

96
Victor Sanchez

De acuerdo a análisis de instituciones internacionales, como la ONU, el tráfico de drogas es el cuarto delito más rentable del mundo. Primero, está la esclavitud. Sí, el tráfico de personas con fines laborales y prostitución. De este rubro, implica a 60% mujeres; 20% niños y el resto hombres y ancianos. Posteriormente se encuentra la falsificación de medicinas, donde se maneja un mercado negro materialmente en el 70% de las naciones del mundo. En tercer sitio, está la falsificación de todo tipo de productos y se concentra en varias naciones especialmente las más pobres. Se hallan en África, América y Asia. Con menor medida en Europa y las naciones más desarrolladas.

Les sigue, en cuarta posición el tráfico de drogas. En todos estos “negocios” se manejan en efectivo y fundamentalmente dólares. El M1, o sea todo los billetes y monedas producidos por Estados Unidos y que están fuera de ese país, un 55% se utiliza en negocios negros.

De tres plumazos, sintetizamos el mercado mundial de las drogas que pueden abarcar en el mundo (incluida Europa, Afganistán y Asia) más de un billón de dólares (un “1” con 12 ceros). Ese gran negocio lleva de la mano una macabra cifra de cuando menos 50 mil personas muertas al año a consecuencia de la guerra entre los grupos delincuenciales. Por ello, genera relevancia la declaración del secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, de legalizar la producción de amapola, lo que disminuiría la violencia en varios estados donde la siembra está materialmente institucionalizada. Esta información, que se genera en instituciones de educación superior tanto de México, como de EU y Europa, lleva a propuestas de legalización de las drogas.