Algas marinas el alimento del futuro

18

Aunque su aspecto puede dar desconfianza, este alimento en realidad es un regalo para nuestro cuerpo, por sus múltiples beneficios

LA CIENCIA lo ha demostra­do: las algas son una impor­tante fuente nutricional para el organismo humano, gracias a su alto contenido proteico y mineral. Cada vez son más las personas que deciden incluir estas poderosas verduras de mar para garantizar una dieta equilibrada, saludable y alta­mente nutritiva.

Las algas tienen muchas ventajas para poder convertir­se en uno de los pilares bási­cos para poder alimentar en el futuro a toda la humanidad. Su rápido crecimiento y su facili­dad para adaptarse al medio marino pueden permitir la pro­ducción a gran escala de mu­chos tipos de algas.

Un dato curioso: no todas las algas pueden ser utiliza­das en la gastronomía, de he­cho solo 50 especies de ellas son comestibles de un total de 25.000 especies que existen en el mundo.

Estos organismos también tienen un gran potencial pa­ra ayudar en la lucha contra el cambio climático, ya que de ellos se puede obtener ener­gía (como biodiesel), usarlos para el tratamiento de aguas residuales, como biofertilizan­tes e incluso como alimentos para los animales.

A pesar de todas estas ven­tajas, las algas tienen también “efectos secundarios”, que conviene conocer. Se han de tener en cuenta las caracte­rísticas de cada individuo, ya que, por ejemplo, tienen un alto contenido en yodo que puede afectar a las personas con problemas médicos de ti­roides.

REGALO DEL MAR 

ALGA NORI

Rica en fibra, betacarotenos, proteínas y micronutrientes, se caracteriza por ayudar al organismo a interrumpir la mutación de las células cancerígenas así como por tener acción curativa en aquellas células cancerígenas del organismo.

ALGA KOMBU

También conocida como alga Kelp, posee remineralizantes así como un elevado contenido en yodo. Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre y mejora la circulación sanguínea.

ALGA WAKAME

Con una textura suave y agradable, el alga wakame posee un sabor similar al pescado y es una riquísima fuente de calcio. Es ideal para elaborar caldos y sopas sabrosas y nutritivas.

ALGA AGAR-AGAR

Este tipo se destaca por sus propiedades reguladoras del estreñimiento. Además de ser baja en calorías, el alga agar-agar está compuesta por un 80% fibra, de ahí sus estupendas propiedades.

ALGA ESPIRULINA

Se trata de un alga que posee propiedades que benefician principalmente al sistema inmunitario del organismo. El alga espirulina contiene más de un 70% de proteínas, así como abundante vitamina B12 y un altísimo contenido en vitamina A.