Los niños y las tabletas, apoyos y no sustitutos

23

Las tabletas y los celulares no deben ser utilizados como nanas sustitutas o medios de entretenimiento en niños que están en su primera infancia, ya que limita o impide la estimulación que los menores deben tener y que es clave para lograr un desarrollo pleno de los cero a los seis años.

Así lo consideraron especialistas que han sumado esfuerzos para lanzar una plataforma digital, mediante la cual se busca brindar a los padres de familia los tips y consejos para el cuidad de sus infantes.

En entrevista con Notimex, la kinesióloga y directora del proyecto MegAbrAin, Augusta Franco, explicó que cuando se recurre a una pantalla para entretener o estimular a los infantes “restringimos sus movimientos y mermamos su capacidad de imaginar”.

Esto se debe a que el niño ya no se mueve, sino que simplemente se sienta y pierde todo interés en otras cosas, además de que tampoco se estimula su imaginación debido a que todo ya se le presenta digerido de forma digital.

La especialista explicó que es indispensable es promover nuevamente lo natural y tratar de regresar a los juegos físicos y cotidianos que teníamos, auxiliados de cantos, movimientos y muñecos.

Reveló que a partir de los seis meses, la principal herramienta y aliado para el desarrollo de los niños es el piso, porque es ahí donde el niños comenzará a sentarse, a gatear y a ejercitar sus músculos para después ser capaz de estar sentado hasta ocho horas en la escuela.

Al respecto, la pediatra y neonatóloga Claudia Constantino, quien también colabora en la plataforma digital www.abrazandosudesarrollo.com.mx, aclaró que el correcto uso de medios electrónicos como el iPad y el teléfono inteligente es como complemento en la estimulación, “pero no como sustituto”.

La tecnología, dijo, permite acceder a muchos programas y aplicaciones que pueden complementar la formación infantil, y un niño que comienza a identificar animales y cosas porque las ve y las toca, puede también auxiliarse de estos programas.

A decir de los expertos, los padres que trabajan tienen limitantes para ofrecer atención y estimulación necesaria a sus hijos, por lo que una primera herramienta que pueden ayudar a limitar el uso de celulares y tabletas es el establecimiento de horarios desde temprana edad.

Constantino aclaró la hora del baño es una de las más ideales para realizar estas actividades, además de que se puede enriquecer al establecer una rutina en la que el bebe sepa que “llegando la hora del baño es el momento de disfrutar, convivir, comer y dormir”.

Aseguró que si queremos pequeños que se duerman puntuales, a las 21:00 horas por ejemplo, y se levanten temprano para ir a sus actividades escolares, es indispensable que desde un principio sepan que existe un horario para cada cosa. Es así como comienza la disciplina.

Es precisamente en este horario en que los papás ya se encuentran en casa, después de una jornada de trabajo, pueden convivir con sus hijos bañándolos, jugando con ellos y estimulándolos en una rutina perfectamente diseñada y que el infante va a identificar.

Augusta Franco recordó que los humanos somos seres rutinarios, y el tener una rutina bien definida brinda sensación de seguridad a los menores. Recomendó por ello ayudarse de aplicaciones o relojes visuales con los que el niño, sin necesidad de aprender números o a leer el reloj, sepan que “cuando la manecilla o el reloj llegue a un punto, su tiempo de jugar terminó”.

Desde luego, consideró indispensable que el adulto sea el primero en respetar estas medidas y rutinas de manera puntual, ya que de lo contrario el niño se vuelve indisciplinado e incluso caprichoso.

Un elemento indiscutible para estimular a nuestros hijos durante su primera infancia es dejarlos que experimenten texturas, sabores, temperaturas y otros elementos, lo cual únicamente se consigue cuando dejamos que los niños exploren su mundo conforme van creciendo.

Recordó que desde que se sientan y cuando comienzan a gatear, los niños se convierten en científicos investigadores, y comienzan a experimentar con todo, por ello es común que en esta etapa los bebés arrojen y tiren las cosas al suelo, “porque están experimentando la gravedad y a su vez los efectos de las cosas al caer”.

A partir de ahí, el menor identifica sus primeros límites, así como los posibles riesgos o resultados de una simple acción como caérse o tirar algo, pero para ello “hay que dejarlos experimentar y no molestarnos cuando el menor ya hizo su tiradero”.

La neonatóloga Claudia Constantino reconoció que hoy la mayoría de las mamás ya se enfrentan solas a la maternidad y no tienen una imagen de pareja o paterna que ofrecerle a sus hijos “y esto limita mucho a veces a la mamá para brindarle atención de calidad a su hijo”.

Es aquí donde el papel de la familia: tíos, hermanos, abuelos, es importante para que el menor aprenda a socializar y a relacionarse además de fomentar sus estímulos.

Es aquí donde los medios electrónicos pueden jugar un papel importante, como medio auxiliar, “más no como sustituto para estimular, educar y entretener”.

“Hoy muchos niños que va a consulta no pueden tranquilizarse y no lo hacen a menos que les presten una tableta o un celular, lo cual resulta preocupante ya que es muestra de que los niños no saben controlarse”, advirtió.

El niño debe aprender a tener autocontrol y eso no se logra si se le condiciona a estar tranquilo sólo cuando ve una tablet o celular. Es ahí donde nuevamente el papel de la estimulación física y la definición de límites, juegan un papel importante, apoyados por las herramientas mencionadas, aseguró.

Con información de Notimex