En La Academia habría final cantadita

En La Academia habría final cantadita

959
0
Compartir

Después de un análisis de la crítica de los jueces, Alexis podría ser el gran ganador

Este domingo, La Academia 2018 llega a su fin; semanas de ardua competencia y cinco finalistas son los que se disputan la corona: Alexis, Dalia, Silvia, Paola y Katherine.

A continuación te presentamos a los cinco finalistas, esos que domingo a domingo fueron evolucionando de la mano de sus maestros, jue­ces y por supuesto, el público que los mantuvo dentro del reality hasta el final.

Alexis, evolución constante

Alexis tiene 24 años y es del municipio de Mapastepec, Chiapas. Su desarrollo a lo lar­go del programa ha sido constante y sor­prendente. Llegó siendo un joven muy tí­mido, instalado en su género de banda. Sin embargo, maestros y jueces han sacado lo mejor de él. Ahora es un hombre decidido, más desenvuelto y capaz de cantar otro tipo de género, como el pop. El público lo ha apo­yado mucho y se perfila como el primer lu­gar de esta generación.

Silvia, diamante en bruto

Silvia de 19 años, originaria de Michoacán, nunca se perfiló como de las finalistas has­ta hace un par de semanas. Su estilo y perso­nalidad no sobresalieron durante el reality. Los jueces le pedían un poco más de esfuerzo, si­tuación que se dio hace poco. El público la empezó a apoyar hasta hace un par de sema­na, cuando vieron en ella su potencial.

Dalia, la sensualidad hecha voz

Dalia tiene 30 años y es nacida en Tijua­na, Baja California. Sus interpretaciones provocaron mucha sensualidad sobre el escenario. Ella tuvo muchos escán­dalos dentro de la casa, uno de ellos es porque se peleó con la maestra Guille. A pesar de eso, supo sacarle la vuelta, su voz fue mejorando y se convirtió en una de las favoritas.

Paola, se la creyó mucho

De 20 años y originaria de Guatemala; Paola se perfilaba como la ganadora, sin embargo, debido a las buenas críticas del principio, se estancó y ya no propo­nía en sus demás presentaciones. Tuvo un ligero declive a la mitad y al final vol­vió a encantar.

Katheryn, nunca despuntó

Originaria de Honduras, Katheryn de 22 años, nunca fue de las favoritas para ganar el reali­ty. Le quisieron dar un estilo con las baladas, pero no sorprendió con sus interpretaciones. Últimamente le dieron otros géneros y tam­poco encantó. Los jueces la trataron de la me­jor manera pero no surgió su talento.