Mañana cerrará el Foro Shakespeare

Mañana cerrará el Foro Shakespeare

1400
0
Compartir
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

A 35 años de haber nacido como un foro teatral vanguardista e inclusivo, el Foro Shakespeare cerrará su puertas este 30 de septiembre, dejando un halo de desesperanza en quien ha volcado su pasión escénica ahí, aunque prometen que la función ¡debe continuar!

Para el actor Bruno Bichir, quien junto con Itari Marta dirige y administra este espacio desde hace 16 años, el cierre de este icónico foro, no es la muerte de un proyecto cultural, seguirán en otro lado, aunque aún no saben cómo, ni dónde.

“Mucha gente comenzó su carrera en el Foro Shakespeare, ahí los conoció el público; pero seguimos vivos, cerramos el recinto pero no nos morimos, vamos a seguir ¿cómo? no tengo idea, ¿dónde?, quién sabe, incluso, a lo mejor aquí, la esperanza muere al último y la realidad es que no hay nada, el domingo van a cerrar y luego quién sabe qué pase”, señaló.

Bruno agregó que en este momento, están en un mismo nivel de euforia y depresión, lo cual es natural cuando se cierra algo que se ama, porque reconocen que el inmueble les sigue gustando, debido a que es hermoso y emblemático, “un monstruo que tiene vida propia”, al cual aman con locura.

“La verdad, sí me siento triste, me siento melancólica, decepcionada y frustrada en algunas cosas, sobre todo lo que tienen que ver con un plano más general, como leyes, eso me entristece mucho”, confesó a Notimex Itari Marta, a unas horas de ese suceso que marcará la historia escénica de la capital mexicana.

Bruno recordó que las razones del cierre, se deben a las condiciones complejas, de cómo opera el foro, ubicado en la calle de Zamora 7 y 9, de la colonia Condesa, una zona turística de la Ciudad de México, pues el recinto concentra sus actividades en dos casas y cada una está rentada a dos personas diferentes.

Ahí el problema del Foro, está en dos predios que pertenecen a dos caseros distintos, con quienes han tenido una relación amable y cercana, pero por ende, con condiciones únicas y en una de ellas, deben entregar las llaves solicitadas hace dos años.

“Operar solo con un inmueble es muy complejo para lo que hemos desarrollado y para lo que es, desde hace 30 años, el teatro. El 70 por ciento del Foro, está en una casa, y el otro 30 por ciento, en otra; aunque a estas alturas podríamos hablar que el espacio teatral es de hasta 50 y 50 por ciento”, detalló.

Las horas se agotan para que el reloj colocado a la entrada del Foro Shakespeare se paralice, las luces se apaguen y el oxígeno que lo mantiene con vida, pese a los cientos de árboles del Bosque de Chapultepec cercanos a Zamora 7, terminen con los signos vitales del espacio.

En ese sentido, Bichir enfatizó todo lo que el lugar deja, no solo en el tema teatral o en torno a la economía y los impuestos, sino por lo que aportaba al tejido social.

“El foro contribuyó a que la zona tuviera un impulso y los vecinos, quienes hasta este domingo contarán con un teatro, tuvieran plusvalía en sus inmuebles, aunque “en el pecado se lleva la penitencia”, ya que justo el Foro será remplazado por un complejo habitacional”.

El Shakespeare siempre fue un bastón del teatro independiente, vanguardista y arriesgado, afirmó.

Itari Marta destacó que cuando empezaron a dirigir este lugar, había dos foros independientes, pero nadie quería entrar a ellos, y comenzaron a usar los espacios alternativos, tomando en cuenta el metro cuadrado y la ficción solo como un pretexto para ocupar el espacio para el teatro, ya que hubo funciones en la azotea, debajo de la escalera, las oficinas y hasta en el baño.

”No es que fuéramos los únicos en hacerlo, pero sí en la forma en que lo hicimos que fue darle un uso al espacio constante, sin parar, eso representa muchos esfuerzos, muchas horas del personal que trabaja incansablemente todos los días sin descanso todo el año, en horarios escalonados, montando y desmontando, tres o cuatro veces cada espacio”, aclaró Bruno.

Por ello, Itari mencionó que también se siente muy contenta, orgullosa, satisfecha e incluso hasta tranquila; con muchas ganas de continuar y seguir haciendo cosas en otros contextos, en otros lugares y con otras personas, porque sabe que hizo bien las cosas, por más que existan criticas o malos comentarios.

“Di todo lo que se podía, estoy segura que ninguno de los que trabajamos aquí escatimamos en voluntad, ni en energía, ni en horas de trabajo, creo que nos entregamos en cuerpo y alma a lo que aquí sucedía. Eso da una enorme felicidad y gusto que compensa el lado triste”, comentó.

Así como cuentan con detractores, a quienes incluso dice les alegra que el Foro Shakespeare cierre, también han tenido el apoyo de diversos compañeros productores y actores.

Los productores Alejandro Gou y Samuel Sosa, los apoyaron con un acuerdo para que las funciones del Foro se presentaran en el Centro Cultural Teatro 2, durante 10 semanas, las cuales concluirán el 15 de noviembre.

Asimismo, hay otros proyectos teatrales, a los que el cierre del Foro no les afecta, porque se manejan en otros espacios.

“Hay un proyecto paralelo, hermanado al Foro, que es todo el Teatro Penitenciario, y eso no cierra ni se acaba, de entrada, los presos que son parte de esa compañía están en Santa Martha y los que están fuera, que hacían labor aquí e incluso en otras partes de la República, tienen una sede en Abraham González número 77, es El 77 Centro Cultural Autogestivo”, complementó Bruno.

El actor añadió que de igual forma existe un proyecto editorial y tienen aprobados dos efiteatros (estímulos fiscales de la Secretaría de Cultura) que están por ser concretados el próximo año, lo cual se pactó con las autoridades para la producción teatral que se realizará en otros espacios.

“El Foro ha producido televisión, contenidos de radio, muchas cosas, se convirtió en una idea, no en un inmueble, y en un proyecto de labores, no es un recinto nada más. Produce, convoca y promueve la cultura, incide en la vida política y nacional, es algo más complejo y grande que un inmueble”, reiteró.

Por otra parte, Itari Marta consideró que no podría enumerar las vivencias y aprendizajes vividos en este espacio cultural independiente, sin embargo, las podría resumir en que ahora es una emprendedora, no solo soy una artista, aunado a que se ha vuelto un mejor ser humano.

“El Foro me dejó los proyectos de impacto social, me dejó saber negociar, me enseñó a gestionar, a tratar mejor a las personas, a tener paciencia con los artistas, a ver que sus egos muchas veces son insoportables, pero que no necesariamente son dolosos, y una infinidad de cosas que me han hecho crecer”, enumeró.

En tanto, Bruno aseguró que todas las historias lo han marcado, como haber hecho teatro en la azotea o en la calle, hay muchas anécdotas y las sigue habiendo en cada montaje, o por cada compañero que se suma, trabaja arduamente y cree fervientemente en el proyecto creativo del Shakespeare.

“Una buena anécdota es que unos compañeros querían un escenario, pero la obra sucedía en un cuarto de un motel, entonces decidimos hacerlo en una de las bodegas y oficinas donde hacían las lecturas; ahí se hizo la puesta en escena de jueves a domingo, porque el espacio en ese momento estaba muy reñido y todos querían de viernes a domingo y el escenario principal”, recordó.

Para Itari, una de las anécdotas más memorables fue la presentación de la actriz Nora Fernández, cuando festejó en el Foro, 22 años de su monólogo “Surrealismo”.

Cuenta Itari, que apenas empezó el primer cuadro de la obra, el público le aplaudió mucho y Nora comenzó a lanzar besos y a caminar, sin dimensionar el tamaño del escenario, cruzó la cortina negra y de repente se escuchó un fuerte grito, se cayó.

“Yo salté la butaca, Nora se cayó y se fracturó el radio, pero quería seguir, los actores siempre queremos continuar pese a lo que sea, y había venido un amigo de ella, tipo médico o chamán, que le agarró la mano, la jaló y le acomodó el hueso, se lo entablilló y vendó y la señora salió 15 minutos después a terminar la obra, pese al dolor”, narró.

Así como hay historias buenas, el Foro Shakespeare también tiene sus historias de terror, no en vano es que la obra “La dama de negro” haya sido la que más duró en cartelera en este recinto, y en general es una de las que más ha durado en todo el país, con más de 20 años en escena.

“Mucha gente dice que sale el fantasma que los espanta o les apagan la luz, pero yo no he visto a nadie, hay quienes dicen que han visto hasta al señor que fundó el Foro Shakespeare, que anda rondando, también tenían el rumor de una niña que espantaba y hacía maldades, pero nunca la he visto”, afirmó.

Este Foro comenzó a escribir su historia en 1982, cuando su fundador Héctor Fuentes abrió en el número 9 de Zamora, una librería sobre teatro “La compañía de Shakespeare”, luego rentó la casa número 7, en donde un año después, se abrió el teatro en los patios de ambos inmuebles.

Actualmente, son 48 los empleados a los que se da trabajo que ahora se encuentran en la incertidumbre, el señor Alejandro Reyes Martínez, es quien tiene más años laborando en el lugar, y recuerda que donde hoy se presentan obras, eran bodegas llenas de libros y almacenes.

“Me he encariñado con todo el mundo aquí, yo creo que es lo que más me ayudado a mi salud, porque mis actividades son movidas, ando de aquí para allá. Me llevo bien con los actores, cuando acaba la temporada de cada obra, nos damos el abrazo de que ya se van, pero prometen regresar con otra obra”, indicó, aunque sabe que el domingo no será así.

Don Alejandro cuenta que trabajaba en el Foro Shakespeare, antes de que fuera conocido como tal, pero también se desempeñaba como conserje en una fábrica, pues así acordó con Héctor Fuentes.

Señaló que el librero-empresario tenía su oficina en la parte baja del inmueble, la cual señala, la de arriba era para otros empleados, pero siempre lo apoyaba para cumplir con sus actividades en ambas fuentes de trabajo.

“Yo me iba de aquí a las dos de la mañana, me tocaba el cierre, porque vivía por el rumbo y no había problema. Me esperaba hasta que se marchaban los últimos actores y ya cerraba”, ello cuando vivía en la colonia Roma, pero hace tres años se mudó a Ecatepec, en el Estado de México.

Don Alejandro, de 68 años de edad, se dedica a la limpieza de todos los espacios, pero asegura que ha hecho de todo: desde mensajero, taquillero, acomodador, supervisor del boletaje, tramitar los permisos de obras a las delegaciones e incluso hasta pegar la cartelera y repartir propaganda en las calles.

“El Foro Shakespeare levantó el teatro independiente, antes era difícil, no se consolidaban las obras, hacía uno lo que se pudiera, la propaganda hoy es muy fácil, antes no había ese sistema, solo se metían anuncios en el periódico o en la revista Tiempo Libre, si no, no pegaba (sic), pero se debía pagar por ello”, recordó.

El Foro Shakespeare cierra definitivamente este 30 de septiembre para dar paso a un complejo habitacional.

Con información de Notimex