Vejez precoz alzheimer prematuro

55

Se manifiesta con pérdida de memoria a partir los 30, de manera progresiva y constante

El Alzheimer es una alteración neurodegenerativa primaria que suele aparecer a partir de los 60 años de edad. Sin em­bargo, también puede presen­tarse entre gente más joven, como por ejemplo personas de entre 30 y 40 años de edad, condición que se denomina Al­zheimer precoz o prematuro.

Cuando una perso­na padece la enfermedad de Alzheimer, experimenta cam­bios microscópicos en el tejido de ciertas partes de su cere­bro y una pérdida, progresiva y constante, de una sustancia química vital para el funciona­miento cerebral, llamada acetilcolina. Esta sustancia permi­te que las células nerviosas se comuniquen entre ellas y está implicada en actividades men­tales vinculadas al aprendizaje, memoria y pensamiento.

La enfermedad afecta la memoria en diferentes tipos:

A CORTO PLAZO

Pérdida de memoria a corto plazo: incapacidad para retener nueva información.

OLVIDO

Pérdida de memoria a largo plazo: incapacidad para recordar información personal.

SIN RAZÓN

Los pacientes sufren una evidente alteración en la capacidad de razonamiento.

Tratamiento

La enfermedad de Alzhei­mer es una patología de evo­lución lenta. Por el momen­to no existe ningún tratamiento que revierta el proceso de de­generación que comporta es­ta enfermedad. Sin embargo, sí se dispone de algunos fár­macos que pueden retrasar, en determinadas etapas de la en­fermedad, la progresión de la patología.

Complicaciones

Los problemas que pueden surgir son:

Físicos: infecciones urinarias, neumonías, fracturas, atragan­tamientos con comida, líquidos o secreciones, aspiraciones respiratorias, falta de apetito, pérdida de peso.

Psicológicos: depresión, apatía, insomnio.