Atados a los videojuegos

41

Muchos padres se preocupan cuando ven que sus hijos pasan mucho tiempo en ‘otros mundos’; pero ¿es malo?

En el ámbito de los videojuegos, la tecnolo­gía cada día ha avanzado más y, por ende, su capacidad de entretenimiento y diver­sión es cada vez mayor. Algunos reflejan la realidad de una manera fascinante en cuan­to a detalles, sin considerar los juegos de realidad virtual, y esto, en exceso, genera cierta adicción.

Antes de angustiarte porque tu hijo pa­sa demasiado tiempo jugando, debes po­nerte al tanto de los beneficios que inclu­yen el uso de esto, ya que no todo se trata de peligros.

Signos de alarma

AISLAMIENTO

No interactúa con otras personas, ni siquiera con niños de su edad.

DESATENCIÓN

Se muestra tan distraído que ni siquiera se molesta en detenerse a ver la

OBSESIÓN

Se olvida de tareas o eventos importantes por estar jugando.

AGRESIÓN

Al niño le molesta que le hablen mientras juega.

El rendimiento escolar se

VICIO

Gasta mucho dinero en comprar juegos, accesorios y nuevas consolas. Un

MONITOREO CONSTANTE

Otra recomendación es de­jar la consola en un área visi­ble de la casa. De esta manera podrás estar atenta al tiempo y su conducta mientras juega. También sirve para evitar que juegue a escondidas o con juegos inapropiados.

CUANDO EL JUEGO SE VUELVE VICIO

La primera medida es esta­blecer límites. Ponle horarios de juego que deberá respe­tar. También puedes aplicar un régimen de tareas hogareñas que deba cumplir a cambio de tiempo y dinero para jugar.

LOS VIDEOJUEGOS: ¿BUENOS O MALOS?

Como tantas otras cosas en la vida, los vi­deojuegos tienen dos lados: uno bueno y otro no tanto. Aqui hay algunos de los aspectos positivos de esta forma de entrete­nimiento para que los tengas en cuenta de ahora en adelante.