Ecobici, gran negocio de Tanya Muller

332
MÉXICO, D.F., 12SEPTIEMBRE2012.- Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal realizó la inauguración de la 2da etapa de Ecobici en la cicloestación ubicada en el Parque Lincoln ubicada en Polanco. FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM

La titular de Sedema deja a la empresa operadora ganancias por alrededor de $30 millones al año

Hugo Hernández/Grupo Cantón

CIUDAD DE MÉXICO.- Tanya Müller, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) en la capital, ha sido una ferviente defensora del programa Ecobici, negocio que genera hasta 30 millones de pesos al año.

Por ello, durante su gestión impidió a toda costa la llegada del nuevo servicio de ‘bicicletas compartidas’, argumentando que no contaban con los permisos correspondientes.

Virgilio Pasotti, representante de la Voz de Polanco, afirmó a este medio que “la autoridad ambiental se había negado a que otro operador prestara el servicio de bicicletas compartidas porque no son públicas, el nombre lo dice todo, y en este caso no hay una aportación del Gobierno, tú realizas directamente el pago con tu tarjeta de crédito”.

“Ecobici es la cara bonita del gobierno. Tanya Müller lo que hizo siempre era proteger a la empresa que, repito, es un negocio de publicidad exterior, pero además recibe millones y millones para su operación por parte del Gobierno capitalino”, denunció Pasotti.

mpresa Outdoor México Servicios Publicitarios, S de RL de CV, quien se encarga del abastecimiento, mantenimiento y operación del Sistema de Bicicletas Públicas de la Ciudad de México.

Esos 30 millones de pesos al año, no son para el Gobierno de la Ciudad, sino que va directamente a las ganancias de la empresa, pues se trata de un servicio subsidiado por la misma autoridad capitalina.

De acuerdo a una evaluación hecha por el Grupo de Liderazgo Climático (C40), los beneficios netos de Ecobici podrían alcanzar más de 30 millones de pesos al año.

En cambio, el nuevo sistema de ‘bicicletas compartidas’ haría su primera parada en este año. Pero fue después de las elecciones del 1 de julio pasado, cuando el actual Gobierno capitalino dio su brazo a torcer y el servicio se instaló en Polanco y en Benito Juárez.

Mobike y V-Bike ofrecen bicicletas que, a diferencia de las que alquila Ecobici, no requieren de una estación en particular o anclaje, es decir, se pueden dejar en cualquier sitio gracias a su candado electrónico y GPS para ser localizadas.

Para el representante de los residentes de Polanco, el servicio de Ecobici ya era insuficiente, ya que a partir de las 5:30 de la tarde, cuando salen todas las personas de trabajar, las estaciones quedan prácticamente vacías hasta las 11 o 12 de la noche, hora en la que llegan los empleados del sistema de Ecobici y vuelven a traer bicicletas a la zona.

Aseguró que a diferencia del servicio actual de bicicletas, las nuevas empresas no han pedido espacios de publicidad exterior, ni tampoco aportaciones gubernamentales.

De acuerdo a información de la delegación Miguel Hidalgo, se trata de compañías cien por ciento privadas, cuyos recursos los ponen ellos, la demarcación únicamente otorga el permiso de vía pública, igual que lo hace con cualquier comerciante ambulante, con lo cual se incentiva la movilidad en bicicleta.