Crucial el sueño del niño

21

El déficit al dormir en los niños puede causarles muchos efectos negativos

El sueño no reparador puede afectar desde su rendimiento escolar se puede ver afectado también en su vida cotidiana.

Es muy común que los ni­ños sufran desórdenes de sue­ño, y más aún cuando no exis­te una rutina que los ayude a dormir.

Es importante conocer exactamente cuánto debe dor­mir un niño según su edad; así podremos evitar cualquier pro­blema que puedan tener en el futuro por la falta de descanso.

DE 4 MESES A 1 AÑO

Un bebé recién nacido generalmente debe dormir de 16 a 17 horas. Durante la noche duerme 9, mientras que las demás se distribuyen a lo largo del día.

DE 1 A 3 AÑOS

Entre 1 y 2 años de edad, debería descansar de 10 a 14 horas por día. Mientras se encuentra entre los 2 y 3 años, comienza a abandonar las siestas. Lo mínimo son 10 horas al día.

DE 4 A 5 AÑOS

Incrementa cada día una gran energía y ganas de aventura por lo que debemos buscar que el sueñlo sea realmente reparador. A medida que crece, las horas disminuyen.

A PARTIR DE LOS 6 AÑOS EN ADELANTE

Entre los 6 y los 8 años, necesitará dormir de 11 a 12 horas, y entre los 10 y 12 años, requerirá al menos unas 10 horas.

 

Ventajas de  descansar  correctamente

Mejora de atención.

Regulación emocional.

Mejor comportamiento.

Mejora su calidad de vida.

Mayor capacidad de aprendizaje.

Desventajas de no dormir bien.

Rendimiento deficiente en la escuela.

Desarrollo del lenguaje mucho más lento. Puede afectar el sistema inmunitario del niño; lo que podría causar que sean más propensos a contagiarse de catarros, gripes y otros procesos infecciosos.

Los niños que duermen únicamente cinco horas duplican el riesgo de ser