Urge CNDH luchar contra exclusión de adultos mayores LGBTI

50
FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió diseñar e implementar estrategias integrales y acciones diferenciadas para combatir la discriminación, estereotipos, exclusión y agresiones ante el aumento de personas mayores de 60 años pertenecientes a la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (LGBTI).

En un comunicado, consideró importante tomar conciencia de que esa comunidad enfrenta estigmas y prejuicios indebidamente asociados con su edad, los efectos de una vida de discriminación y rechazo.

Por ello, es una población con mayor riesgo de sufrir enfermedades físicas y mentales, así como aislamiento social, depresión, ansiedad, pobreza, enfermedades crónicas y mortalidad prematura.

En la inauguración del Ciclo Interamericano sobre Derechos Humanos de la Personas Mayores “Envejecimiento y Vejez LGBTI”, el primer visitador General de la CNDH, Ismael Eslava Pérez, demandó al Estado mexicano la inmediata ratificación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.

Añadió que dicha convención prohíbe la discriminación por razones de edad y llamó a los Estados parte a desarrollar enfoques en sus políticas, planes y legislaciones sobre envejecimiento y vejez, incluidas las personas de diversas orientaciones sexuales e identidades de género.

Asimismo, se pronunció a favor por la adopción de normas y políticas públicas con perspectiva de derechos humanos hacia este sector, mismas que promuevan su participación activa, además de impulsar, desde la sociedad civil, la articulación de plataformas plurales, interculturales, incluyentes, intergeneracionales, colaborativas de derechos humanos y participación social.

Además, dijo, es necesario crear una Plataforma Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil para unificar las acciones y agendas en la materia, a fin de incidir estratégicamente en el reconocimiento, garantía y cumplimiento de los derechos humanos de las personas mayores.

Eslava Pérez puso en relieve que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por instrumentos internacionales como la Convención Americana de Derechos Humanos, los Principios de Yogyakarta y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Haas Paciuc, destacó la necesidad de que las instituciones generen información desagregada y garanticen los derechos de las personas mayores LGBTI, en sus respectivos ámbitos de competencia.

Consideró  fundamental que el sistema de pensiones no excluya a las personas trans por su identidad de género; que el personal del DIF nacional y estatales esté capacitado para atender a integrantes de esta comunidad que viven maltrato o violencia, y que las instituciones de cuidado respeten su orientación sexual e identidad de género sin discriminación.

El director General del Instituto Nacional de Geriatría, Luis Miguel Gutiérrez Robledo, apuntó que en el caso del grupo LGBTI se suman muchas más vulnerabilidades, entre ellas, la discriminación familiar y de las autoridades prestadoras de servicios.

Con información de Notimex