El Centro Histórico peatonal

Desaparecerán circulación vehicular en la zona; se retomará Madero para conectarse con Corregidora

95

CIUDAD DE MÉXICO.- Es imperativo solucionar el problema asfixiante de movilidad en el primer cuadro de la capital, por lo que se dará prioridad al peatón en el Centro Histórico, iniciando así el proceso de transformación integral de sus calles.

Para Dunia Ludlow, representar a la nueva Autoridad del Centro Histórico será un gran reto, porque se emprenderá la transformación de la capital, prácticamente desapareciendo la circulación vehicular en la zona.

“En algún momento podremos ver un Centro Histórico sin autos. Para eso, es importante que lo hagamos de manera gradual y con un proyecto a corto, mediano y largo plazo”, refirió en entrevista la próxima funcionaria del Gobierno capitalino.

Mencionó que hasta ahora, el proyecto desde 1997 era la peatonalización del Centro Histórico y reconoció que es una estrategia vigente hasta la fecha, pero dijo que ha sido insuficiente el esfuerzo de la administración saliente.

“Se quedaron un poco cortos, y en realidad no se peatonalizó ninguna calle adicional a Madero, sino más bien se dio la lógica de acceso restringido a los vehículos, pero eran calles pensadas desde un inicio que fueran peatonales completamente”.

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

Dijo que es importante ir distinguiendo por dónde se va a arrancar el proyecto de peatonalización, por lo que se va a retomar Madero, que estaba pensada para conectarse peatonalmente con la calle de Corregidora, Congreso de la Unión y con el Monumento a la Revolución.

“Creo que ese corredor será uno de los retos más importantes de lograr. Quizá fortalecer el de Madero, porque quedó muy corto, ya sea a partir de 5 de Mayo, o de 16 de Septiembre, y buscar el del oriente, desde la calle de 20 de Noviembre y hacía al norte de la ciudad, pasando por Garibaldi y la Peralvillo”.

Para concretar esos proyectos, Dunia Ludlow aseguró que se requiere un estudio de impacto ambiental en el que se tome en cuenta la actividad comercial de la zona, los edificios de oficinas, e incluso la parte de viviendas, sin dejar de lado los estacionamientos.