Ana Bárbara toda una desalmada

133

La grupera, ni siquiera le marca a su papá y mucho menos le manda dinero para vivir

A PESAR de que Ana Bárbara sigue triunfan­do en su carrera, y para muestra su exitosa presentación que tuvo este fin de semana en la delegación Cuauhtémoc, con motivo de Las fiestas patrias, la cantante no ve por su padre don Antero, quien sigue trabajando a sus 77 años de forma dura en Río Verde, en su ran­cho. En exclusiva para GRUPO CANTÓN, don Antero confesó que su famosa hija ni siquiera le habla por teléfono para saber cómo está.

“No me invita Ana Bárbara a sus shows, pa­ra qué voy, si ni siquiera me habla por teléfono para saber cómo estoy, poco a poco me van dejando en el abandono. Ana Bárbara, no me manda ni un quinto, cuando me ocuparon, sí me llamaban a cada rato y andaban con su pa­pito, hoy ya se olvidaron de mí. Yo sigo traba­jando en el rancho… Qué le hacemos, si no le echamos ganas no comemos”, afirmó.

Los más pequeños de la familia tampoco preguntan por don Antero: “Los nietos tampo­co me llaman o me viene a ver, los únicos que me visitan son los de mi hija Marisa, que ya no está, ellos viven aquí en Rio Verde y si me vie­nen a ver seguido, de ahí en fuera ningún nieto me pela y son como 16. Si los padres no les in­culcan que me llamen, de los chamacos no va a salir, hay que llevarlos con la rienda apretadita porque si no se desbocan, a mis dos hijos que están aquí los traigo con la rienda bien agarra­da para que no pase eso”, concluyó.