J-A apunta a lo alto

17

Y lo del sábado ¿qué fue? ¿Una anticipación del futuro o de plano solo suerte? En BASTA! nos gustaría creer lo primero, porque si hubiera seis Cuadras J-A, el nivel competitivo en Sotelo sería bastante respetable. El triunfo sin refutación de los dos dosañeros entrenados por Marciano Ponce Ramos; la potranca importada Fofi en el Gran Promesa y Kaifas en el Anáhuac, puede leerse como una respuesta a la afición alicaída que ve a las cuadras de Germán Larrea cosechar cada uno de los trofeos en Sotelo, o una simple alineación de factores. Como el hecho de que el único ejemplar sanjorgiano que corrió en sendos clásicos fue Mexican Revenge, quien ganó el Clásico Ciudad de México en agosto pasado, pero que esta vez no pudo hacer nada en el Anáhuac. Otro factor que jugó a favor de J-A es que al no estar las cuadras poderosas, pudieron contar con el jockey más ganador en montas Pura Sangre, José Ángel Ortega, que realizó dos conducciones de precisión milimétrica para llevar ambos galardones a J-A.

J-A es la octava mejor cuadra en Sotelo, con 20 primeros, 25 segundos, 18 terceros y 17 cuartos en 142 participaciones, con porcentaje de victorias de 56.34, incluyendo tres triunfos, entre ellos el Clásico Debutantes, de la nueva estrella Fofi. ¿Será que San Jorge y GL batallan para encontrar sangre joven? Lo del sábado seguro fue una sorpresa, pero una muy grata y en honor a la verdad. El monstruo bicéfalo que domina Sotelo va a responder con bravura al desafío.