Última llamada

11

Las Vegas, Nevada.– Roberto Ortiz pasa desapercibido, no es el tipo que se roba los reflectores, pero al final es parte del show boxístico más esperado en los meses recientes.

El Massa, como le dicen al de Torreón, Coahuila, quien es promovido por el tabasqueño Pepe Gómez, enfrentará a 10 rounds en Peso Superligero a su tocayo de apellido, pero de nombre Vergil, y acepta en entrevista con Grupo Cantón que ésta podría ser su última opción para ubicarse en las funciones de las grandes bolsas.

“Estoy muy contento y agradecido por esta gran oportunidad que me da mi equipo de trabajo, Pepe Gómez, junto a Golden Boy, estar presente me llena de orgullo, de satisfacción, hice una gran preparación en la ciudad, en la capital, junto a mis entrenadores, vamos a dar una gran pelea.

“Vamos a dejar muy caliente la arena para la pelea Canelo vs GGG 2. La verdad es que es muy importante para mí, sé que podría ser el último combate que llegue a tener de esta magnitud, es por eso que me he preparado a conciencia, tanto física, como mentalmente”, agrega, quien apenas acumula dos derrotas en su andar arriba de los ensogados.