Bebes y niños chupa-dedos

LOS EXPERTOS CONSIDERAN QUE ES UN REFLEJO SANO, HASTA CIERTA EDAD. AQUÍ TE EXPLICAMOS LOS BENEFICIOS QUE TIENE Y POR CUÁNTO TIEMPO ES BUENO QUE TU PEQUE LO HAGA

31
Portrait of girl sucking on finger

Sin duda el acto de llevarse el dedo a la boca en los niños, es uno de los reflejos más comunes desde que son recién nacidos y hasta los dos años de edad aproximadamente, es el de meterse los dedos en la boca y succionar. El motivo de esta acción se puede adjudicar a varios factores, pero al final del día, es normal que los padres se pregunten qué tan bueno o malo es. Para pediatras y ortodoncistas, esta acción no implica ningún riesgo para tu bebé, siempre que no se convierta en un hábito y que en lo posible el niño deje de hacerlo cerca de los dos años de edad.

ALGUNOS BENEFICIOS

En primer lugar, se debe ratificar que esta acción es completamente normal. Se trata de un reflejo que muchos niños poseen incluso desde el primer día de nacidos; en algunos casos, hasta se ha llegado a afirmar que también lo hacen en el vientre materno.

ASOCIACIONES DEL BEBÉ

El llevarse el dedo a la boca se asocia a varios factores; en principio, el bebé lo hace a modo de reflejo cada vez que acerca sus manos a su boca. Este instinto de succionar le ayudará a aprender de qué manera mover sus labios para poder alimentarse, ya sea que lo haga a través del pecho o del biberón.

INSTINTO O GUSTO

Especialistas afirma que a partir del quinto o sexto mes de vida el pequeño dejará de succionar a modo de reflejo. A partir de ese momento también los niños utilizarán su boca para explorar o conocer más sobre los objetos que están a su alcance, así como también su cuerpo. Esa es una razón por la que pueden estar permanentemente introduciendo sus dedos en la boca.

EL HÁBITO

El tercer motivo para chuparse el dedo es que los niños se chupan el dedo para sentir seguridad, tranquilidad, relajarse y poder conciliar el sueño.