Yeidckol, a la China

174
CIUDAD DE MÉXICO, 27AGOSTO2018.- Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, a su llegada para la reunión entre los integrantes de la Cámara Baja, en un hotel de la colonia Roma. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Arturo Ríos Ruiz – CDMX, hoy y mañana/Grupo Cantón

QUIETEZÓN MI CUAU.- Yeidckol Polevnsky, la diri­gente de Morena, nos ase­gura un cercano, saldrá muy pronto a China, ya no pudi­mos ahondar a qué y con ello fin al choque con Cuau.

Al exfutbolista ahora político, gracias a un con­trato que se ventiló de ocho millones de pesos se ganó la alcaldía de Cuernavaca.

Cuau, poca sensibilidad olítica-partidista y guiado por un locutor hispano, Víc­tor Manuel Sanz, asentado en Cuernavaca, y de su pro­grama pleno de leperadas y majaderías, pasó a encumb­rado asesor del tepitense.

La dirigente de Morena mostró garra, recia, contun­dente contra el peleonero as del balón.

Cuau obtuvo un triunfo sonoro gracias a la figura de AMLO, sin desdeñar su arrastre debe tener discipli­na, solidaridad por su bien público.

LA VISIÓN DE CLAU­DIA.- Decidida a traducir en hechos las promesas de campaña, comienza con el agua, elemento que los visionarios colocan que en el futuro, como el petróleo, podría ser objeto de guerras.

Es claro que el desperdi­cio es mayúsculo y las fuen­tes del líquido cada día más escasas; los mantos freáticos se secan, no hay cultura en el uso y las fallas de la red y mantenimiento, en el olvido.

El primer paso son los estudios de los que saben y la futura Jefa de Gobierno, acudió a los del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

La señora dio un gran paso: Carlos Slim aportó 20 melones para el arranque, que llegará a la Fundación UNAM.

POR AQUELLO DE LOS SISMOS.- Doble aniversa­rio de los sismos, del 19 de septiembre, 1985 y 2017, hay diferencias, más muertos en el del 85 y mayores pérdidas en el del 17.

Los datos indican 30 mil muertos en el 85; 2,831 inmuebles dañados y pérdi­das por 5 mil mdd, según el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, A.C.

En el más reciente, fall­ecieron 369 personas, 9,095 inmuebles con daños sin riesgo, 1,308, con daños rep­arables y 500 inhabitables. Las pérdidas, superiores a los 8 millones de dólares.