Se prenden los pingos

13

FERMÍN SÁNCHEZ

Ciudad de México.– Un día después de que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, refrendara su amor por el Rey de los Deportes, y aceptara inaugurar en 2019 el Estadio de Beisbol Alfredo Harp Helú, próxima casa de los Diablos Rojos, unos Pingos motivados, vencieron 4-12 a los Pericos de Puebla, en la reanudación del juego que se suspendió el martes, por una fuerte lluvia que cayó en el Fray Nano, para llevarse el segundo de la Serie.

El martes, antes de que llegara el invitado incomodó, los Pericos tenían ventaja de tres carreras, fabricadas en el segundo rollo, producto de cuadrangulares de Ricky Rodríguez y uno más de dos carreras que salió del bat de Michael Crouse ante los disparos del abridor escarlata Frankie de la Cruz.

Ya en el regreso a las actividades, el México explotó a la ofensiva con rally de nueve carreras en la séptima entrada para ganar.

David Reyes se llevó el juego como relevista en una entrada y dos tercios, donde le anotaron una carrera y ponchó a dos hombres.

Por otro lado, Fernando Cruz, cargó con el descalabro después de dos tercios de entrada de relevo en la lomita, en las que le anotaron cinco carreras limpias.

EL JUEGO

Temprano en la reanudación, los Diablos se acercaron con elevados de sacrificio de Yeison Asencio y David Vidal para poner la pizarra 2-3 aún con ventaja de Pericos.

En la quinta entrada, Luis Jiménez empató el marcador a tres carreras por novena, con una rola dentro del cuadro. Mientras que el segundo cuadrangular del juego para Michael Crouse, adelantó nuevamente a los Pericos 3-4 ya en la séptima alta.

Los capitalinos armaron un rally contundente de nueve carreras en la fatídica séptima entrada, con producciones de Luis Jiménez, Emmanuel Ávila, Daniel Jiménez, Carlos Figueroa, Juan Carlos Gamboa y David Vidal, en un inning, en el que 15 escarlatas tomaron turno para conectar ocho imparables y de esta forma irse arriba en la pizarra 4-12.

El taponero Juan Robles vino al relevo de Nathanel Santiago en la novena, para cerrar la puerta y que de esta forma el México tome ventaja de dos juegos a cero en los Playoffs de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).