Se movilizarán ante el asedio de exconvictos, esquiroles y traidores

Resentidos expulsados por el SUTGCDMX por lucrar con el trabajo de sus compañeros, hoy son utilizados para buscar el control de la organización sindical más grande la ciudad

93

CIUDAD DE MÉXICO.- Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, denunciaron que expresidiarios, esquiroles y traidores a su organización sindical, le mienten ocultando la verdad a la jefa de Gobierno electa Claudia Sheinbaum Pardo, con infundios y mentiras por lo que el próximo lunes entregarán ante las instancias de gobierno documentos de problemas y soluciones que enfrentan la ciudadanía y la base trabajadora.

Los trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), descalificaron a todos aquellos pseudo dirigentes que nunca hicieron nada por el gremio, pero que ahora quieren dar clases de moral y buena dirección.

Responsabilizaron a Julio Miranda, Martha Malagón, Álvaro Dettor, Rogelio Sanabria El Santanero, Estela Muñoz y Antonio Chávez, encabezadas por José Medel Ibarra, por llevar información falsa a la gobernante capitalina electa, con claros fines de desestabilizarlos.

Por su fuera poco, denunciaron a José Medel –quien fue diputado local con las siglas del PRI junto con Angélica Bustamante –excandidata de ese partido a un cargo de elección popular en Iztacalco– quien le lleva hoy en día las relaciones públicas a Medel, de reunirese con el entonces presidente del PRI capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, para pedir su ayuda.

Recordaron que José Medel Ibarra, al igual que los otros que buscan desestabilizar al SUTGCDMX, siempre lucraron cuando ejercieron un cargo sindical, y ahora se prestan para llevar mentiras falsas para tratar de obtener el control de la organización sindical para seguir usufructuando a los 185 mil trabajadores.

Que no se le olvide a José Medel Ibarra, dijeron los agremiados, que cuando él fue dirigente sindical a principios de siglo, permitió que los trabajadores perdieran el 85 por ciento de sus prestaciones sociales y los incrementos salariales se mantuvieron congelados, condenándolos a vivir más pobres al vender su poco patrimonio que tenían para poder subsistir.

Hoy, ese grupo de expresidiarios, esquiroles y traidores se ocultan y quieren aparentar que sirvieron a sus compañeros cuando ejercieron los puestos sindicales. Que no se les olvide, denunciaron, que fueron los principales promotores de venta de plazas, hojas rojas, préstamos hipotecarios con intereses leoninos, dígitos sindicales y hojas verdes y demás prestaciones sociales que aprovecharon para beneficiarse personalmente.

Anunciaron que ante la amenaza del “grupo enemigo de los trabajadores”, encabezado por José Medel de acudir a presentar quejas durante la instalación del primer Congreso de la Ciudad de México, contra la dirigencia sindical, el lunes próximo miles de trabajadores al servicio de la ciudad saldrán a las calles y se instalarán alrededor del edificio de Donceles y Allende para demostrar dónde está su fuerza.

Urgieron a los 42 dirigentes seccionales a no prestarse a dividir al SUTGCDMX, porque el grupo comandado por José Medel, se ha dedicado a difamar y difundir mentiras. “Esa es su forma de vivir”.

Dejaron en claro que la unidad del SUTGCDMX es única y van por más para rechazar a los enemigos que buscan desestabilizarlo y poner en riesgo las conquistas sociales que con tanto esfuerzo han conseguido 185 mil trabajadores al servicio de la cuidad.

Anunciaron que la mejor medida, es que la jefa de Gobierno electa Claudia Sheinbaum Pardo, se reúna con la dirigencia gremial del SUTGCDMX, para que conozca personalmente los problemas que enfrenta la ciudad, pero también proyectos de solución.

Por 80 años, los trabajadores, señalaron, han sido, son y serán institucionales realizando las tareas que les corresponden para el bienestar de 14 millones de personas; nueve que viven en la capital y cinco que diariamente nos visitan.

Pusieron como ejemplo que durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, fueron los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, los primeros en prestar ayuda a los damnificados, y eso no lo olvidan quienes ahora esperan ayuda gubernamental para recuperar sus patrimonios.

“Nuestra apuesta es que venga pronto la recuperación. Así lo demostramos en los momentos de contingencia que vivió la ciudad hace año. Nosotros no buscamos soluciones cerrando instituciones”, señalaron.