Manoseo universitario

38
CIUDAD DE MÉXICO, 04SEPTIEMBRE2018.- Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Economía, Filosofía, y del Centro de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron una marcha hacia Rectoría, tras darse a conocer que el rector Enrique Grace Wiechers daría un comunicado a las 15 horas, sin embargo este fue cancelado. Por ello, los estudiantes se manifestaron al grito de ¡GOYA! y ¡Fuera porros de la UNAM!. De igual modo, las facultades de Arquitectura, Ingeniería, Economía, Ciencias y la ENALLT y el Centro de Estudios Cinematográficos (CUEC), así como las preparatorias 6, 2 y 5, junto con los CCH Naucalpan y Sur se sumaron el día de hoy al paro de 48 horas, y algunos de 72. Esto en solidaridad con los compañeros del CCH Azcapotzalco agredidos, el día de ayer, frente a la rectoría de la universidad.El día de mañana se convoco a una marcha a las 13 horas de la FCPyS a rectoría. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

DE FRENTE Y DE PERFIL

RAMÓN ZURITA

No se ponen de acuerdo. Analistas, periodistas y autoridades lanzan dardos al vacío, culpando a unos y otros de ser la mano escondida detrás del manipuleo de los grupos porriles universitarios.

Se divulgan nombres de personajes a los que se responsabiliza de mover a los grupos de choque y que buscan alterar la vida normal de la máxima casa de estudios de México.

Todos acusan a todos y se nota de inmediato la manipulación que se pretende hacer para crear más confusión, mediante filtraciones que se difunden por doquier, desde distintos puntos, tratando de encontrar responsables de estos actos de salvajismo ocurridos en la propia casa de estudios universitarios.

La UNAM y el IPN, las máximas casas de estudio gozan, una de autonomía y otro del control de la secretaría de Educación Pública y con todo y ello, los grupos conocidos como “porros” pululan por ellas, desde su nivel de preparatorias, CCH o Vocacionales y se manifiestan constantemente, algunas ocasiones lo hacen durante los juegos de fútbol americano, otras más, robando mercancía a camiones de reparto y en las menos provocando enfrentamientos como el ataque contra estudiantes del CCH Azcapotzalco.

Con todo y que ya existían desde antes del movimiento estudiantil del 68, ellos no fueron los atizadores de la huelga, marchas o la represión ocurridas hace cincuenta años.

Ahora en la danza de los nombres aparecen tres personajes que han sido delegados de Gustavo A. Madero: Joel Ortega, Francisco Chíguil y Víctor Hugo Lobo, pero también tres rectores de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, José Ramón Narro y Enrique Graue, otros más apuntan hacia el exdirigente estudiantil Martí Batres y hasta el alcalde de Naucalpan, Edgar Olvera. No se ponen de acuerdo para frenar a los “porros” .