Homenaje en su segunda casa

ESTUVO EN EL HIPÓDROMO DE LAS AMÉRICAS DONDE COMPITEN SUS CABALLOS PARA RECIBIR UN TRIBUTO A SU TRAYECTORIA

38

Ciudad de México.– Durante su homenaje en el Círculo de Ganadores del Hipódromo de las Américas, Samantha Terán, la campeona de squash, que recientemente se convirtió en la única atleta en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en conseguir 15 preseas doradas, hace una confesión: “Esta es como mi segunda casa, este deporte está muy arraigado en mi familia. Cuando yo estaba naciendo, mi papá estaba aquí, en el Hipódromo”.

Samantha, que consiguió tres preseas en los pasados JCC, y las muestra en el sentido homenaje en Lomas de Sotelo, es propietaria de Cuadra Famous en el inmueble y resalta al hipismo como una de las inspiraciones que la ha llevado a participar en cinco justas de Centroamericanas, pero a sus 36 años no da muestras de querer parar.

“Desde mi infancia he estado dedicada al deporte, me ha dejado lo mejor de mi vida, y por eso tienes la conexión con la hípica, porque los caballos son atletas y la competitividad, la emoción y la adrenalina de este deporte se compara y me inspira”, dijo la atleta, que no cree que sus 15 preseas sean lo último que su disciplina sabrá de ella.

“No hay límites, si hubiera, al primer triunfo uno se retiraría, pero un deportista siempre tiene esa visión de querer más. Pero también ya entendí que uno debe darse el tiempo para disfrutar cada uno de los triunfos porque parte de lo que hace a un buen deportista es el hambre de siempre querer más, pero al final también está la parte de la vida, que tienes que disfrutar a cada momento”, señaló Terán, a la que muchos han querido retirar desde hace 10 años.

“He puesto mucho empeño en cuidarme, como los caballos, lo que se resiente es el físico, yo ya tengo dos cirugías en mi rodilla y previo a los Centroamericanos me lesioné el pie de la misma pierna de la rodilla resentida. Hubo que sobreponerse a ello, pero uno tiene que estar mentalizado, así como un caballo, nunca corre sano, pero ahí entran cosas como la fuerza de voluntad, los 20 años que llevo compitiendo”

Y Samantha es imparable, pues contra esos detractores que ya la ven abrazando pronto el retiro, la atleta mexicana todavía tiene mucho que darle a su disciplina.

“Estoy en un receso y voy a aprovechar para rehabilitarme para estar lista para los Juegos Panamericanos (de Lima, Perú, en 2019)” finalizó la también autora de 300 victorias en el Tour Mundial Profesional de Squash.