Enfoca tus emociones

10

¿Sientes que lo tienes todo y te falta algo? Puede ser que estés experimentando un vacío emocional. Es posible que algunas veces lo has tenido todo para ser feliz y no lo eras.

Puede ser que te hayas sentido culpable porque no tenías motivos para quejarte, tenías un techo donde cobijarte. Incluso, un plato en la mesa, una familia y amigos que te apoyaban. Aun así, tenías esa sensación de que te faltaba algo para estar satisfecho pero no sabías el qué.

Cuando sientes que lo tienes todo y te falta algo, es importante que explores tus metas y objetivos en la vida, para ver en qué punto estás y reescribirlos nuevamente para tener una ilusión y motivación para sentirte más lleno emocionalmente. Además de hacer cosas que tengan sentido para ti. Es importante reconocer si aquellas cosas con las que te comprometes te hacen feliz o son obligaciones que te impones.

Puede ser que tengas dificultad en identificar ese algo porque no lo vas a encontrar en las cosas que ves. Es posible que se trate de un vacío emocional que está en tu interior.

¿CÓMO LO LLENAS?

Es importante tomar consciencia de la manera en que te cuidas, del tipo de amor que te das a ti mismo, ya que, muchas veces nos damos aquello que creemos merecer para bien y para mal.

Imagina que llevas meses de trabajo intenso para presentar un proyecto y cerrar un acuerdo, te mereces unos días de descanso en la montaña. Pero en cambio, si no has podido llegar al plazo de presentación, puedes culparte. Entonces, en vez de cuidarte, te castigas sin hacer planes con tus amigos por un tiempo.