Diario Basta!

Adultos mayores, sector que no escapa de contagios de VIH y Sida

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) también afectan a la población adulta mayor, lo que demuestra que este problema no respeta edad.

Muestra de ello es que en los últimos 35 años, en México se han registrado 28 mil 615 casos de infección por VIH en población de 50 años o más, según lo reveló el médico adscrito al Departamento de Geriatría del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), Virgilio Hernández Ruiz.

Al participar en la IX Jornada 10 Hábitos Efectivos para la Salud del Adulto Mayor, el especialista detalló que de acuerdo con el Registro Nacional de Casos de VIH y Sida de la Secretaría de Salud, entre 1983 y el año pasado el grupo de edad con más casos fue el de 50 a 54 años, con un total de 12 mil 553.

Le siguió el de 55 a 59 con siete mil 618 casos y un acumulado de ocho mil 444 en mayores de 60 años. Sólo en 2017, hubo un total de 618 registros de VIH en población mayor a 50 años, según un comunicado de la Secretaría de Salud.

El especialista destacó que lo anterior demuestra que, aunque se trata de un padecimiento que predomina entre la juventud, puede adquirirse en cualquier etapa de la vida mientras existan factores de riesgo, principalmente la vida sexual activa sin protección.

En esta etapa de la vida se puede creer que existe inmunidad a problemas de salud como este, sin embargo, la pérdida de cónyuges, divorcios, nuevas parejas y no usar preservativos debido a la pérdida de la capacidad reproductiva, también son factores de riesgo para adquirir el virus.

Es por esta razón que toda la población, incluyendo a los adultos mayores deben realizarse la prueba para descartar la infección por VIH, responsable de causar el Sida.

Esto se puede hacer en centros de salud y unidades de atención de seguridad social o de la Secretaría de Salud, como los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en Sida e ITS (Capasits) donde la prueba es gratuita, confidencial y se realiza en las mejores condiciones sanitarias.

Ahí mismo, explicó, se les brinda atención y orientación para recibir tratamiento adecuado y oportuno en caso de tratarse de una prueba reactiva. Esto se realiza con el fin de evitar complicaciones, garantizar una expectativa de vida normal y una mejor calidad de vida.

Ante este escenario, Virgilio Hernández hizo un llamado a este sector de la población a mantenerse informados acerca de esta y otras infecciones de trasmisión sexual que, si bien cuentan con tratamiento, lo ideal es prevenirlas, sobre todo en el ámbito sexual.

Con información de Notimex.