Remojo en casa

10

París, Francia.- Con el cobijo de su gente, la Selección de Francia pudo prolongar el festejo después de alzar la Copa del Mundo en Rusia 2018 al vencer 2-1 a Holanda, en su segundo encuentro de la UEFA Nations League.

Después de igualar sin goles ante Alemania, los Galos, con gran actuación del chico maravilla, Kylian Mbappé superaron en el Stade de France a unos tulipanes que se encuentran en reconstrucción después de su fracaso al no clasificarse al pasado Mundial.

JOVEN SENSACIÓN

El atacante de 19 años, decidido a convertirse en la próxima gran figura de los franceses, comenzó con el asedio sobre el marco de Jasper Cillessen al primer minuto juego con un disparo que alcanzó a desviar al arquero de los Países Bajos.

A los 10 minutos de tiempo corrido, de nueva cuenta Mbappé tuvo un balón a modo dentro del área, pero su intento murió en las manos de Cillessen.

Un error en la salida de los holandeses, permitió a Blaise Matuidi robar un balón en la cercanía del área para solamente servir a un Mbappé, que únicamente tuvo que chocar la redonda con la parte interna para abrir el marcador al 14’.

VUELVE A MOJAR El dominio de los locales fue amplio, las llegadas de los holandeses escasearon en ambas partes del partido, fue hasta pasados los 60 minutos que Georginio Wijnaldum tuvo la primera clara para la Naranja Mecánica, pero su intento, en la fauces de Alphonse Areola, se fue por un lado.

Instantes después, un centro de Kenny Tete encontró la pierna de Ryan Babel, con todo y su llamativo cabello color rojo, dentro del área para igualar los cartones.

Los campeones del mundo no se quedaron de brazos cruzados y se lanzaron en pos del triunfo, un pase magistral de Antoine Griezmann fue rematado de primera intención por Olivier Giroud para marcar un golazo.

Después de que el delantero se fue en blanco en Rusia 2018, ahora le dio el triunfo a su escuadra en casa para presumir por todo lo alto su corona.