Cambio de gobernantes

17
FOTO: CUARTOSCURO.COM

DE FRENTE Y DE PERFIL

RAMÓN ZURITA

Septiembre es el mes en que inician los relevos en los gobiernos estatales y se asoman los vientos de cambio prometidos para ganar el voto el 1 de julio pasado.

Guanajuato es la primera entidad en que se producirá este relevo, aunque es uno de los pocos estados en los que no habrá alternancia, ya que el actual gobernador, Miguel Márquez y el entrante Diego Sinhué Rodríguez, son panistas ambos.

En esta entidad nadie adujo irregularidades ni fraude, por lo que el cambio será terso y significará el quinto gobernador panista que gana en las urnas (Vicente, Fox, Juan Carlos Romero, Juan Manuel Oliva, Miguel Márquez y Diego Sinuhé), de manera sucesiva, aunque antes, otro más (Carlos Medina), gobernó en forma interina por casi cinco años.

Panista por vocación y residencia de la fracción del Yunque, el estado se ha significado en los meses recientes por la presencia de delincuencia organizada y eventos violentos, que producen grandes cantidades de muertes.

Siendo una entidad considerada tranquila, se volvió de golpe y porrazo en atractivo para los grupos delincuenciales que buscan ganar las principales plazas, ante la indiferencia de las autoridades estatales.

Morelos será el siguiente en que arribe un nuevo gobernador, en una entidad catalogada como la de supuestos electores conocedores, que gustan de la alternancia.

Primero fueron dos gobernantes del PAN, Sergio Estrada y Marco Adame, después llego un perredista y ahora llega Cuauhtémoc Blanco, producto de la alianza Morena-PES.

A diferencia de Guanajuato, Morelos se encuentra (desde hace décadas) asediado por los grupos delincuenciales, los que tienen sus territorios bien delimitados y actúan sin grandes sobresaltos, sin importar las siglas o ideologías de los gobernantes en turno.