Reprueban 7 de cada 10 a Peña Nieto

A menos de tres meses de que concluya su sexenio, sólo un escaso 28 por ciento aprueba su gestión

25

El estudio más reciente de Parametría es contundente: La gestión del Presidente Enrique Peña Nieto es reprobatoria por donde se le analice. Y es que cuando inició su sexenio –en diciembre de 2012– la desaprobación a su gestión era apenas del 21 por ciento y un 55 por ciento lo apoyaba. Y ahora, a punto de concluir su mandato, los porcentajes se invirtieron: un 69 por ciento lo desaprueba, y un raquítico 28 por ciento lo aprueba.

De entrada, el análisis del estudio demoscópico de Parametría anota que si bien es normal que durante una administración la aprobación presidencial se vaya modificando –como consecuencia de las decisiones u omisiones del propio gobierno, así como de eventos externos fuera del alcance de la administración–, “un elemento que no se había presentado antes en nuestro país fue el de tener una evaluación presidencial en números históricamente bajos, un hecho que marcó parte importante de este sexenio”.

El mismo documento precisa que algunos temas fueron factores para que la calificación ciudadana al Presidente bajara drásticamente, y menciona éstos: la Casa Blanca, la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la visita del entonces candidato Donald Trump a nuestro país, y el magro crecimiento económico.

CAÍDA ESTREPITOSA

Los porcentajes más altos de aprobación hacia la gestión de Peña Nieto se dieron durante los primeros cien días de su gobierno. En aquella ocasión, un 61 por ciento de ciudadanos le dieron su visto bueno.

La segunda mitad del sexenio fue peor. La desaprobación al trabajo del titular del Ejecutivo federal alcanzó niveles nunca antes vistos desde que se hacen estas mediciones. En esta etapa se dio la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán.

La invitación al entonces candidato Donald Trump a México, en agosto de 2017, también generó enojo entre la ciudadanía. Luego se dieron más aumentos al precio de las gasolinas, y se suscitaron saqueos a establecimientos en algunos estados, y marchas en contra de los costos de productos.

Y entrega un peor país

El estudio de Parametría apunta que en el último año de administración del Presidente, podemos observar cómo –a diferencia de lo que algunos analistas esperaban–, no ha habido un repunte considerable en su aprobación.

A la pregunta de: ¿usted considera que Enrique Peña Nieto está entregando un mejor o peor país que el que recibió en el 2012?

El 78% de los encuestados dijo que ‘peor’, mientras que el 18% dijo que ‘mejor’, un 3% que ‘no sabe’ y un 1% no contestó.

Sobre las expectativas de sus seis años de gobierno, 5% dijo que hizo más de lo que se esperaba; 11% señaló que sólo fue lo que se esperaba; 81% que realizó menos de lo que se esperaba; un 2% dijo que no sabe, y de nueva cuenta 1% no contestó.