Kuno Becker, amigo de toda la vida

904
Daniel Bisogno

¡Vaya pedotas las que me acomode en su momento con mi Kuno Becker! Pues la verdad desde que nos conocimos en el CEA de Televisa donde los dos estudia­mos hicimos click, sin duda alguna los dos éramos los más zafados del grupo y por eso nos entendimos y nos hicimos los amigos que seguimos siendo hasta ahora, los dos empezamos en esto sin ninguna “palanca”, ni ningún “padrino” en Televisa, es decir que lo que hemos logrado hasta hoy lo logramos a base de chingarle y mucho, eso nos une también. Por eso cuando le va bien a él me alegro profundamente y viceversa, seguimos los dos con nuestras locuras terribles pero ahora llevadas a nuestro campo profesional, yo con 14 demandas y todos los programas y cosas que ustedes cono­cen de mi asquerosa persona y que sobra contarles, el triunfando en cine con ma­ravillosas locuras cómo Pánico 5 Bravo, que para mí fue un peliculón donde todo pasaba dentro de una ambulancia en la línea fronteriza y te transportaba al te­rror verdaderamente, o esta película que está a punto de estrenar de la que que fui participe y testigo, es más, hasta tuve el honor de aparecer en ella, de hacer un cameo, me refiero a El día de la unión, la película sobre el terremoto de 1985 que está a punto de estrenar mi Kuno, el 13 de septiembre, y que no nos podemos perder por ningún motivo pues es una verdadera obra de arte, magistralmente realizada, donde a todos los que vivimos el terremoto del 85 por muy pequeños que estuviéramos nos va a electrizar y a transportar a esos días que forman parte de nuestra identidad como mexicanos, y a los mile nialls y demás que no lo vivie­ron y solo tienen como referencia el de 2017 se darán cuenta de la gran diferen­cia que hubo entre los dos terremotos, ver esta película es regresar al 85 de manera tremenda en todos los aspectos, más de uno llorará sin duda al sentirse de nuevo ahí con la joya que logró Kuno, ese día que nos hizo olvidar a todos y a cada uno de qué clase social, de qué religión y hasta de qué equipo de fútbol éramos aficionados para juntos, entre todos, superar esa tragedia masiva de la que no teníamos antecedentes, yo que tuve la oportunidad de formar parte de este proyecto y ver la pasión, la dedica­ción y el estudio con que Kuno Becker la filmó no me queda más que decirles que si formaron parte de esta historia es indispensable verla y si no, también, me­jor título no se le pudo poner, El día de la unión, nos ayudará a entender quiénes somos y porqué somos así. Pero si creen que con esto se acaban las locuras de mi Kuno, están muy equivocados, esperen a ver su próxima película, basada en he­chos reales, donde una relación co-de­pendiente y psicótica lo orilla ¡hasta mu­tilarse por un amor! Agárrese. Ese es mi amigo el loco, mi amigo Kuno Becker. He dicho.