¡Feliz cumpleaños Elizabeth Álvarez!

8342
Raquel Bigorra

En Toluca, a la mitad de la función de A oscuras me da risa, me dijo Jorge Salinas, que su mujer Elizabeth había invitado a unas amigas a la casa a celebrar su cumple, pero que se le había roto la lámpara que recién compraron. El pobre, no hallaba cómo arreglar el problema desde lejos.

Finísimo el candil italiano de lo más moderno y de la mejor calidad, pero tronó en su debut. Esas cosas pasan y en realidad no pasa nada. Elizabeth y Jorge son de los que disfrutan más la compañía que otra cosa. Así que el incidente de la lámpara romana, no pasó a mayores. Elizabeth celebró con sus cuatachas la noche del jueves y Salinas con sus hijos, desde muy temprano estuvieron festejando y cantándole Las mañanitas a la ojiverde porque en la noche, mi compañero de obra, tenía función.

A nosotros nos tocó celebrarla el sábado. Ya en Mexico después del teatro nos juntamos en un restaurante divino de la colonia Roma. Habíamos quedado desde el viernes ella y yo en ir a cenar el sábado pero como Jorge no me comentó nada en el teatro yo le mandé mensaje a mi amiga para decirle que si mejor nos veíamos otro día. “ Yo ya estoy vestida, Cuquita”, me dijo. “ Así que nos vemos en el restaurante “, agregó . Me mandó una foto donde lucía hermosísima. Ella muy nice sentadita esperándonos y a nosotros todavía nos falta un cacho para acabar la función.

Elizabeth trae el dedo del pie roto y anda cargando una férula. Ya me contó la lata que es acomodarse el dedo fracturado todos los días, pero eso no le quitó lo glamorosa. Hasta blusa de lentejuelas llevaba. Cuando vi la foto en mi whatsapp tuve que llamarle a mi marido para que me trajera de la casa un cambio de ropa a la altura. Pero cómo me dijo Albertano, de broma pero con mucha verdad: “Siempre te va a humillar Elizabeth Álvarez, porque es la más bella que llega a las fiestas en tu casa “, es tremendo. No me quedó más que quedarme callada porque tiene mucha razón. Ella siempre luce impecable.

Pues brindamos con vino y un cocktail de mezcal, degustamos deliciosos platillos y hasta nos invitaron la cuenta. Muy generoso Jorge, puso la poderosa y no nos dejó ni poner la propina. Le cantamos Las mañanitas a nuestra Elizabeth, la apapachamos como Dios manda y de paso nos compartimos tips de cómo educar a nuestros hijos.

Feliz cumple a nuestra querida Eli y que esa hermosa familia que ha formado con Jorge, se mantenga siempre así, unidos y enamorados. A gozar que el mundo se va a acabar. Nos leemos próximo viernes en El manual de la buena esposa.