Unidad y coordinación

137
Juan Ayala Rivero

Han sido y son su sello durante décadas y así será en los años por venir, pues no tiene porque ser de otra manera.

Acostumbrados están a realizar las labores que corresponden al Gobierno de la Ciudad para que sus habitantes accedan a los servicios que presta sin problema alguno.

El gremio desde sus orígenes se ha distinguido por ser ajeno a la política, sus labores arduas y permanentes le impiden dedicarse a la “grilla”, sin embargo siempre han trabajado de la mano con los gobiernos en turno, sin condicionamiento alguno y sin buscar el debilitamiento de una de las dos partes.

La experiencia de muchos años de duro trabajo en la capital le han enseñado a los miles de trabajadores que la unidad y coordinación con el Gobierno reditúa excelentes resultados para los habitantes, que son a los que nos debemos. Están convencidos que al realizar juntos las tareas que les corresponden cada uno desde su trinchera, al final del día habremos cumplido nuestra obligación y los capitalinos nos calificarán cuando acudan a cualquier oficina de Gobierno a solicitar o quejarse por un mal servicio.

Después del 1 de julio, los miles de trabajadores al servicio de la Ciudad de México, se declararon listos para ir de la mano con el Gobierno que la ciudadanía eligió que la gobierne durante los próximos seis años a partir del 5 de diciembre próximo.

En el gremio hay trabajadores conocedores en trabajos de escombro y retiro de cascajo.

Si el próximo gobierno tiene como prioridad la reconstrucción de la Ciudad de México, los trabajadores están listos para ayudar en las tareas y garantizar que se culmine al cien por ciento.

La solidaridad, institucionalidad y trabajo, son la carta de presentación de 185 mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, y así lo han demostrado durante décadas de lucha, siempre de la mano de los gobernantes en turno. Que así sea.