Diario Basta!

Buscan su revancha

Ciudad de México.- Después de una campaña 2017-2018 en la que se quedaron en la orilla, a pesar de terminar con marca ganadora (9-7), por lo que tuvieron que ver los Playoffs por televisión, los Seattle Sehawaks esperan dar batalla en la División Oeste de la Conferencia Nacional (NFC).

Agrupados con Los Ángeles Rams, quienes tienen madera de equipo con rumbo al Super Bowl LIII, los Arizona Cardinals, que podrían tal vez ser de cuidado, y los San Francisco 49ers, que a pesar de su repunte, no se ven como un rival de peligro, sino más bien en reconstrucción, los Halcones Marinos pueden soñar con meterse a la Postemporada.

Esta escuadra, que tiene como entrenador en jefe a Pete Carroll, quien ya alguna vez gozó de la gloria de llevarse el trofeo Vince Lombardi, lidiará con las lesiones, sobre todo en el departamento terrestre, pues uno de sus puntales, o quien se perfilaba como el principal en la posición de running back, J.D. Mc- Kissic, estará fuera poco más de un mes por una fractura de pie, y podría volver hasta la Semana 3 o 4 de la temporada regular.

Mientras, Rashaad Penny, en su año de novato, está en duda para el arranque de la temporada. Una fractura en el dedo índice que requirió una cirugía, es lo que lo mantiene al margen por ahora.

La última campaña, aún como colegial con San Diego State, Penny corrió para dos mil 248 yardas y anotó en 23 ocasiones.

Sin embargo, como dicen por ahí, que no cunda el pánico, pues el quarterback de Seattle, Russell Wilson, fue el que más yardas consiguió acarreando el balón, al lograr 586; incluso, por encima del mismo McKissic, quien apenas completó 187.

Acostumbrados a pelear cosas importantes en los últimos años, Seattle debutará la próxima temporada visitando a los Denver Broncos que, a la inversa, en la Conferencia Americana, también en el Oeste, pero de la Conferencia Americana (AFC), esperan dar la batalla, ya teniendo en los controles a un mariscal de campo cumplidor, como lo es Case Keenum.

Ya no es la misma defensiva dominante que los llevó a dos Super Tazones, aún así, Seattle aspira a dar la batalla y regresar a los días de gloria.