Salma Hayek, renueva votos matrimoniales

7206
Raquel Bigorra

Vaya sorpresa que le dio Henri Francois Pinault a su amada Salma. Salma Hayek estaba pasando unas divinas vacaciones en la Polinesia Francesa con su marido, cuando fue sorprendida por una ceremonia de renovación de votos en presencia de su hija, Valentina Paloma. ¿No les parece un acto de romanticismo total ? Ya sabemos que el francés marido de la actriz mexicana es millonario, pero para este tipo de eventos, no hace falta dinero, lo que se necesita en voluntad y amor, mucho amor. Usted puede seguirle los pasos y tomar la iniciativa. En las fotos que compartió la estrella en Instagram del hermoso momento, se ve la veracruzana sin una gota de maquillaje, con unas chanclas y un sencillo vestido rojo. “Me dijeron que iba al spa “ , le contó a sus seguidores. La pareja contrajo nupcias en el 2009. Con esta renovación de votos y con la cara de felicidad de ambos, para mí es claro que están más que enamorados. Estoy segura que este romántico momento se quedará grabado en el corazón de la pareja. Renovar votos después de algunos años de casados es súper recomendable si queremos premiar la relación y darle otro “ empujoncito “ . Me parece fabuloso celebrar el amor y recordarnos por que estamos comprometidos y enamorados. Hay alguno parejas que hasta se avientan prácticamente otra boda como la que tuvieron hace 10 años atrás. Otros se casaron por el civil solamente y después de algún tiempo lo hacen por la iglesia para renovar votos. Algunos ya mayores eligen a los nietos de pajecitos. Recuerda que en el Amor todo se vale. Está en uno hacer crecer los momentos. Bien por Salma y su marido y mejor aún por el, por tener la iniciativa e inspirar a otros hombres a caer en lo cursi, si así se le puede llamar a renovar votos con tu pareja bajo la caída del sol y frente al fruto del amor de ambos. ¡ Ash ! Ya Hasta estoy suspirando. Pero es que es que estas historias me fascinan. Vamos a volvernos locos una vez más y volvamos a comprometernos con el mismo, vamos a decirle mil veces más que “ sí acepto “ a la pareja que ya elegimos para compartir nuestras vidas desde hace un buen tiempo. Y con esta renovación de votos vivieron Salma y Henri, vivieron felices para siempre gracias a El manual de la buena esposa.