Ninguna manta

18
CIUDAD DE MÉXICO, 27JULIO2018.- Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), encabezaron la reunión plenaria de dicho grupo empresarial en la residencia oficial de Los Pinos. FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM
Rafael Loret de MOLA

Mientras la rebeldía contra el gobierno de peña subía de tono por la “reforma educativa” que tenía, como fondo, recuperar el tejido magisterial para controlarlo política y electoralmente como lo había realizado la señora desde hace varios lustros.

Ella, resumió que su liberación significaba el derrumbe de la reforma educativa como si ésta hubiese sido la razón de su castigo y no los millonarios abusos contra su gremio, latrocinios sin fin, malversación de fondos y “lavado de dinero” considerando que en México NADIE puede hacerse de fortunas, sin el aval de los grandes narcos.

La histeria fácil de la mujer perversa suele aparecer cuando se siente con fuerza para contratacar. Así surgió la idea de demandar por “daño moral” al periodista que la puso en la picota y obligó, con pruebas, a perseguirla y encarcelarla cuando el régimen de peña aún no mostraba sus síntomas malditos a lo largo del terrible 2014: Tlatlaya, Ayotzinapa, Tanhuato; a contrapelo de intereses nacionales y a favor de las grandes compañías en expansión desde EU, Canadá y España.

Si peña hace maletas para su viaje al inframundo, la “maestra” no debería estar fuera de las rejas provocando, azuzando y guerreando, con sus millones en la mano, contra quienes la exhibimos. Felicito a Carlos Loret de Mola Álvarez por ser la punta de la lanza, estamos dispuestos a lanzarle la peor de todas y la más fiel imagen del sistema, acaso no de peñismo, pero sí de las estructuras que nos asfixian y no queremos seguir sobrellevando.

La sola conducta de Elba, sobre su caballo castrado, demuestra que está lejos de México la justicia, la libertad, la democracia y el estado de Derecho. ¡Mil veces maldita!