Diario Basta!

Aplausos, madrazos y algo más

Pues que siempre sí, todo parece indicar que el éxito rotundo que fue La casa de las flores, sí tendrá segunda parte y al parecer ya todo el equipo creativo de Manolo Caro ya está trabajando en la idea y de esto me enteré acá entre nos porque resulta que mi querido y talentoso socio, amigo y hermano Alejandro Gou se fue a hablar con ella hasta su casa de Acapulco Guerrero, para concretamente ofrecerle una obra de teatro musical cuyo nombre no puedo decirles y no por díscolo sino porque la neta no me lo ha querido decir mi Gou para que la protagonice La Castro y van a tener que esperar un rato precisamente por el contrato que tiene La Vero precisamente por este motivo o sea que no más jaladas, Verónica Castro sí hará segunda temporada de la serie y por si fuera poco hará teatro musical con Gou, así que ustedes dirán si no fue un triunfal regreso el de La chaparrita. Pero no todo es miel sobre hojuelas, déjenme contarles que en una entrevista que sacamos de ese dulce, esa ternurita llamada Eduardo Yáñez y yo comenté que se había portado de jeta cómo se porta siempre y que me escribe su manager, una mujer poco agraciada físicamente pero eso es lo de menos, me escribió para insultarme diciendo que yo era un “anormal”, que si no sabía yo que sí se había tomado fotos con las reporteras, ¡figúrense! ¡Esa es la manager! ¿La habrá conocido en la granja de neuróticos anónimos? ¿Qué clase de pelafustana decidió este señor poner para que le lleve las relaciones públicas? ¿No se dará cuenta que su prepotencia y malas decisiones estuvieron a punto de llevarlo a que pisara la “sombra”? No duden que a la próxima pregunta incómoda al actor sea la propia manager la que le arrime el putazo al reportero! Espero que la manager se encuentre con alguien pronto que le arrime una calentadita, de cualquiera de las dos, a madrazos o a reatazos porque tiene cara y actitud de que le urgen las dos! Les pregunto y a su vez a mí mismo ¿será verdad que ya terminaron mi Carlitos Rivera y mi Cinthya? Las malas lenguas dicen que mi Carlos se fue de vacaciones por su parte sin la cantante y que al parecer hay un distanciamiento, de hecho en el Be grand, el edificio donde tiene su departamento ya no han visto a mi Cinthya, que salía a barrer el pasillo y en camisón a tirar la basura. Ahora nada, mejor ha salido mi Carlitos a hacerlo para lujo y beneplácito de muchas en un “chorcito” negro que marca nalguita, huevo y chilindrón, lo que a muchas ya les aflojó el calzón. He dicho.