VIVALAVI, va por todo y con todo

478
Lili Brillanti

Atravieso la segunda semana de estancia en este programa y la experiencia no puede ser más gratificante por lo ágil, ameno y divertido de la programación a lo que se suma el buen ambiente de compañerismo entre conductores, ca­marógrafos, productores.

Este nuevo modelo de televisión dinámica que llega de Monterrey -a la CDMX y a toda la República Mexicana-no compite con ninguna otra televisora por lo novedoso de su concepto que hará las delicias del espectador.

En el anterior artículo les mencio­naba a varios compañeros y para este deseo destacar a Joselyn Juncal, amiga y compañera conductora, acudió la se­mana pasada a Vivalavi como invitada especial.

La recordarán por su participación al lado de Coque Muñíz en El Coque Va donde destacaba por su singular sonrisa, cuerpo atlético y principalmente por su calidad humana.

De Joselyn, con probada calidad artística, me quedo con su lado humano pues se encarga desde hace 15 años de su padre quien sufrió un infarto cere­bral y aunque está consciente, mi amiga asume con abnegación los cuidados es­peciales y los gastos derivados.

Sobre el Primer Big Brother.

Allí conocimos personajes como La Chi­va, La Mapacha, El Tlacuache, El Rasta, El Doc, a éste último, Eduardo originario de Guadalajara me fue grato encontrár­melo en Vivalavi también. Con simpatía presenta a diario su sección Viva Glam. Con su singular manera de ser cuenta eventos de la alta sociedad como si él hubiera estado presente en cada acto.

Se conserva jovial y se muestra siem­pre de buen humor. Viaja cada viernes a su natal Jalisco para encontrarse con su pareja que también es médico y que sí ejerce la profesión. Quizás sea su secreto para esa perenne jovialidad y buen hu­mor; es decir, el amor.

El Maestro Gudinni.

A quien conocí hace 12 años en Viva la Mañana, que producía, conducía y comercializaba mi amigo Alfredo Adame; ahora, ejerce magisterio en

Viva la vi con su sección El Veredicto Mae stro.

Gudinni, siempre elegante, destila cultura y se asemeja a una videoteca andante por la cantidad de datos que te saca en cualquier conversación como buen crítico de cine, telenovelas, teatro y escritor que es. Merece la pena verlo.

Agradecimiento.

Para todos ustedes por los buenos deseos para esta nueva etapa que ini­cio y me manifestaron en persona, por celular o redes. Los llevo en el corazón. Hasta la próxima, pueden seguirme en #VIVALAVIENEL6.