El cumple de Selika, la hija de Michelle Vieth

10297
Raquel Bigorra

Qué linda familia ha formado Michelle Vieth con Christian Aparicio, el torero que le ha dado dos hijos, además de una estabilidad familiar. Nos invitó Mich, a celebrar los dos añitos de Selika, su beba más pequeña, y vaya que la pasamos de lujo. La niña estaba encantada con la Baby alive, que le llevó Rafaella de regalo. Llegando pidió que la sacáramos de la caja y no perdió tiempo en ponerse a jugar con ella. Mi nena le enseñó a cambiarle el pañal y cuando Selika se percató de que la bebé se hacía pipí, no daba crédito. Se sumó la hija de El Borrego Nava, hermosa. Ahí las tres comadres se estuvieron una hora hasta que llegaron los hijos de Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas. Rafaella inspirada por Máxima, se aventó sola en la mega resbaladilla que había. Mientras su hermanito la miraba dudoso, Jorge no paró de echarle porras para que se animara. Tuve que correr al teatro en medio de la pachanga. Yo bien a gusto platicando con la suegra de Michelle y la abuelita del torero, cuando vi la hora. Elizabeth y Michelle, las dos me ofrecieron cuidar a Rafaella y me insistieron con tanto cariño que se las dejé, en lo que mi marido me llevaba a dar la función. Ya regresó y me mandó los videos de la partida del pastel, la piñata y más juegos que organizaron en la fiesta. Michelle y Christian aventaron la casa por la ventana. Por cierto, Christian ya se retiró. Ahí me presentó al joven torero que está impulsando. “Soy su apoderado”, me dijo. Me aseguró que ya no volverá al ruedo y Michelle feliz. Me estuvo contando cómo la sufría mientras lo acompañaba a torear y ella embarazada. Él tuvo una lesión en la cadera y por salud tuvo que dejar de torear, cosa que tiene muy feliz a mi amiga. Y la entiendo. A la pequeña Selika, la acompañaron sus 3 hermanos y pude ver a la familia tan unida que son. Michelle se levanta a las 6 de la mañana y anda del tingo al tango, con tanto chamaco pero la verdad son tranquilas y hasta me dijo que los grandes la ayudan en casa. Leonardo, el mayor, ya hasta tiene novia. Una niña divina que se convirtió en la madrina de Rafaella, en la fiesta. Al menos todos los videos que vi estaba de íntima de la galana de Leo. ¡Ah, qué cosas! ¡A gozar que el mundo se va a acabar! Qué felicidad me da ver a Michelle con su esposo, familia e hijos y muy feliz. Enhorabuena por ella y por todos los que estamos cerca. Esa felicidad contagia. Espero que muy pronto también el amor toque a la puerta de El Borrego Nava, él sí me aseguro que después de separarse de su esposa, cupido no lo ha vuelto a flechar. Ya llegará. Nos leemos próximo viernes en El manual de la buena esposa.