Con buenas noticias, a CU

90

FIEL A SU FORMACIÓN, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo comenzó el día en su alma mater. Siempre preocupada por las causas sociales, no desperdició el día. El lápiz lo arrastró, las pestañas se quemaron, pero todo por el bien de la Ciudad y sus habitantes. El tema, la creciente escasez de agua en prácticamente toda la capital.

A temprana hora, la científica se reunió con el grupo especializado en el tema de agua de la UNAM. La reunión fue para establecer los parámetros para hacer un estudio y determinar la estrategia que adoptará el Gobierno de la Ciudad a partir del 5 de diciembre.

“Desde en la mañana estuve en CU, me reuní con el grupo de agua”. La noticia para los expertos. Los recursos ya están depositados en Fundación UNAM para ejercerse. La Ciudad no espera y menos la esperanza de los 21 millones 581 mil habitantes que desean un cambio en la forma de gobernar por parte de las autoridades.

Pasadas las 3 de la tarde, el Aveo gris dejó CU. La fuerte lluvia de la tarde no impidió que la licenciada en Física por la UNAM llegara a su casa de transición en la colonia Portales, en Benito Juárez. Minutos después de las 4, llegó el sedán cuatro puertas al portón blanco. El aguacero se había disipado.

Botas de gamuza café, pantalón de mezclilla azul y un saco negro, hacían juego con sus aretes que en el centro lucían un brillante en color rojo. La disposición era evidente. Después de un largo día, la lealtad por el compromiso que tiene a partir del 5 de diciembre sigue vigente.

Entre tantos pendientes está el de la escasez de agua en la Ciudad. La idea es tener el conocimiento de primera mano. Iztapalapa, Tlalpan, Coyoacán y Benito Juárez claman una gota.

Las reuniones de trabajo continúan por la tarde. Víctor Hugo Romo, alcalde electo por Miguel Hidalgo, llega a las oficinas de Claudia Sheinbaum. Perfectamente trajeado. Pantalón y saco azul, con unos papeles en su mano derecha, lo invitan a pasar y espera breves minutos a la doctora.