Diario Basta!

En riesgo de perder la vista

Luego de tantas golpizas que recibió Alejandro Tommasi, por parte de su expareja Óscar Ruiz, durante su matrimonio, ahora el actor de Capricho, estuvo a punto de quedarse tuerto, porque uno de esos golpes casi le desprende la retina de un ojo. Así lo confesó en exclusiva para GRUPO CANTÓN el histrión, quien se ha sometido a dos intervenciones en su ojo y ve borroso: “Lo tengo demandado, pido una reparación de daños, y en esta reparación está la cuestión material y la física. Yo perdí casi el ojo, ya llevo dos operaciones y ya mi visión bajó a la mitad. Yo necesito leer, mi trabajo es leer, son daños inalienables, o sea, dos golpes más y pierdo el ojo, me quedo tuerto, entonces pierdo mi carrera, si tengo daños colaterales”, comentó.

Continuó: “Voy a citas cada tres meses, al oftalmólogo, para evitar que haya otro desprendimiento de retina, el vidrio que rodea al ojo se desprendió, en tonces ya veo borroso. Ahora veo que se mueve el piso, cuando manejo no tengo los mismos reflejos, eso te pasa cuando tienes 90 años, pero si te dan 20 golpes en el ojo es lógico que se desprende”, dijo.