Sheinbaum cambia las botas por tenis

95

CIUDAD DE MÉXICO.– Claudia Sheinbaum se quitó las botas todoterreno que utilizó en Iztapalapa el miércoles pasado y se puso los tenis para caminar por las calles de la Hipódromo Condesa y la Roma, en la Cuauhtémoc.

Vecinos de clase media, muchos de ellos de la tercera edad, visiblemente nerviosos y sin ocultar su molestia, recibieron a la Jefa de Gobierno electa frente al edificio marcado con el número 11 de la calle México, en la Hipódromo Condesa. Las cuarteaduras en la fachada lo hacen inhabitable, los efectos del temblor aun recuerdan aquel 19.

Pero la prioridad son los damnificados. Por eso, la próxima titular del poder Ejecutivo local se reunió por más de una hora con Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de México, en Chihuahua 216, en la colonia Roma, donde hablaron sobre temas de la Ciudad que tienen que ver con la federación, entre ellos la atención a los damnificados.

“En el tema de los damnificados, me dijo que me pusiera en contacto con David Cervantes, el Comisionado para la Reconstrucción a nivel federal, y ya estamos trabajando con él sobre este tema que es tan importante para la Ciudad”, refirió.

Pero la emergencia está a flor de piel. Los afectados de la Condesa, la Roma y de la delegación Benito Juárez, claman ayuda. Parece que el olvido de las autoridades en funciones se incrementó por el resultado del 1° de julio pues desde hace casi un año los recursos y el apoyo quedaron en el olvido.

En Zapata 52, en Santa Cruz Atoyac, de la Benito Juárez, único bastión panista en la capital, la voz de aliento llegó. A finales de septiembre se hará un censo ‘transparente’ para determinar la magnitud de los recursos que se destinarán a la reconstrucción.

“Es increíble que a un año del sismo no se tenga una cifra real. Hay edificios que aún no están en la plataforma, entonces tiene que haber una verdadera plataforma donde todo sea transparente, y también haremos una jornada notarial para que se vaya actualizando mucho lo de las propiedades, eso no quiere decir que si no tienen la escritura no se les va a apoyar, al contrario, queremos simplificar las cosas”, determinó.

Pero no sólo Sheinbaum enfrentará el problema de la reconstrucción, también el de la inseguridad. Un tema que requiere del consejo y de la aprobación presidencial. “Aún no tenemos el nombre del Secretario de Seguridad Pública, pero estamos en eso y hoy lo platicamos con Andrés Manuel en nuestra reunión”.