Diario Basta!

Desilusión

Ciudad de México.– Muy desilusionados se mostraron millones de aficionados a la lucha libre al conocerse que la lucha estelar del 85 Aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), el próximo 14 de septiembre, no será el tan esperado encuentro máscara contra caballera entre L.A. Park y Rush, pues aunque ambos están anunciados en la función, lucharán por separado.

Tal como lo adelantó Grupo Cantón en la columna Tope Suicida y en el recién creado 100% Deportes Facebook Live el lunes pasado, la batalla estelar será un duelo de cabelleras entre El Toro Blanco y Bárbaro Cavernario, contra Volador Jr y Matt Taven.

El resto del cartel lo completa un duelo de relevos increíbles en el que Carístico, L.A. Park y El Hijo de L.A. Park se medirán a Penta El Zero M, King Phoenix y Diamante Azul.

Mientras, en el evento especial habrá una lucha por el Campeonato Mundial de Tríos del CMLL entre Los Guerreros Laguneros (Último Guerrero, Gran Guerrero y Euforia), contra El Klan Kahoz (Ciber The Main Main, Sharlie Rockstar y The Chris).

En la tercera lucha, Místico, Atlantis y Soberano chocarán con Sansón, Cuatrero y Forastero; antes, Ángel de Oro, Niebla Roja y El Audaz se medirán a Mr. Niebla, Negro Casas y Felino.

La inicial correrá a cargo de Las Amazonas: Marcela, Princesa Sugeith y La Jarochita, ante Dalys, Reina Isis y La Maligna.

CULPA A TODOS

Sin ocultar su molestia por el anuncio, Rush rompió el contrato que querían que firmara para exponer su melena y les dijo a los programadores y sus oponentes que él no necesitaba firmar nada ya que era un hombre de palabra.

Terminada la conferencia, en charla exclusiva con Grupo Cantón asegura que sí estaba desilusionado porque él, L.A. Park y toda la afición querían la lucha de apuestas entre ellos dos.

“Yo fui el primero que abogó por que L. A. Park llegara aquí, y que se diera el duelo de máscara contra cabellera, porque quería tumbar al más cabrón, pero él también tuvo mucha culpa de que no se diera la lucha, porque se engolosinó al querer estar en las dos funciones máximas que hay en la lucha libre en México, no puedes estar allá (en AAA) y acá, es una falta de respeto para el público, porque no sabes si va a perder o ganar.

“Si pierde, qué, ¿nos íbamos a enfrentar cabellera contra cabellera? No, al público no se le engaña, y aquí hay un patrón y es el que manda, porque yo no soy independiente”, lanza.