Lugares centenarios en Azcapotzalco

107
Armando Ramirez

La calle de Azcapotzalco es la calle principal del pueblo de Azcapotzalco, en esa calle está la iglesia de la hormiguita, llamada así popularmente porque en la torre del campanario hay una hormiga en yeso o piedra que parece ir ascendiendo hacia el campanario. Y de ahí surgió la leyenda que el día que la hormiga llegue al campanario, ese día se va acabar el mundo.

Antes la gente lo creía, eran los siglos XVII o XVIII ahora es tan solo una anécdota, también en esa calle siguen en pie los chalets que los trabajadores administrativos de la empresa inglesa que controlaba el petróleo mexicano construyeron sus casas, al ser ingleses quisieron que sus casas evocaran a la vieja Inglaterra. Hoy estos chalets sobre la calle de Azcapotzalco son una curiosidad que le da prestancia a esta avenida principal.

También está el edificio de lo que fue el Palacio Municipal, ahora es casa de cultura, pero además los negocios más antiguos como la antigua nevería ahora hecha cafetería y la cantina llamada el Dux de Venecia.

Un negocio que en 1860 ya existía como una tienda de abarrotes y ultramarinos, fue fundada por italianos, de ahí el nombre del comercio, pero a principios de siglos fue comprada por unos comerciantes de España, Asturianos. Si uno recorre a ahora la cantina del Dux de Venecia verá fotos antiguas de la primera playa de la Ciudad de Santander que llaman el Sardinero, pero también del equipo de beisbol, Los Petroleros, y fotos de los equipos de futbol de la Ciudad que primero fueron clubes de españoles como en la película de Joaquín Pardavé, Los Hijos de don Venancio, digo qué tanto es tantito.