El pasto ocupa mantenimiento

PARA RAÚL BARRIOS, ESPECIALISTA EN TERRENOS DE JUEGO, LOS EQUIPOS MEXICANOS DEBEN INVERTIR MÁS EN EL CUIDADO DE ÉSTOS; SE PUEDEN TENER CANCHAS COMO LAS DE EUROPA, SIN QUE SEAN PRECISAMENTE HÍBRIDAS

41

Ciudad de México.– Con el anuncio de la vuelta de Cruz Azul al Estadio Azteca para disputar ahí sus juegos como local, los administradores del Coloso de Santa Úrsula decidieron cambiar el césped del inmueble a una nueva tecnología híbrida, misma que ha sido instalada en otros cosos alrededor del mundo.

Tarkett Sports fue la empresa encargada de hacer el cambio, una división líder mundial para soluciones sustentables de suelos y superficies deportivas, especializada en céspedes híbridos de la transnacional de origen francés Tarkett Group.

Sin embargo, “por requisitos técnicos que solicitó el Estadio”, como lo señaló Daniel Duffy, canchero en jefe de Tarkett Sports, en conferencia de prensa en el auditorio del Estadio Azteca, el césped híbrido terminó de instalarse sólo un par de días antes del comienzo del Apertura 2018, con el juego entre el Cruz Azul y el Puebla.

Esto provocó, según el mismo Duffy, que la nueva grama no tuviera tiempo de adaptación y por lo consiguiente luciera maltratada, como se ha constatado en los partidos de local tanto del América como de La Máquina.

Ciudad de México, 11 de agosto de 2018. , durante el partido de la jornada 4 del torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX, entre las Aguilas del América y los Rayados del Monterrey celebrado en el estadio Azteca. Foto: Imago7/Alejandra Suárez

“No hubo ningún fallo, sino que se necesita tiempo para adaptarse al ambiente y establecerse. El tiempo estimado es el próximo mes de septiembre, y los trabajos continuarán hasta entonces”, señaló el representante de Tarkett Sports, quien consideró que para el 15 de septiembre, cuando las Águilas reciban al Morelia, el estado del césped será el óptimo.

“Este periodo nos dará tiempo de establecerse, para que las raíces vayan creciendo y con ello se adapten mejor”, dijo.

DEMASIADO TIEMPO

En entrevista para Grupo Cantón, Raúl Barrios, exdirector de operaciones del Estadio Azteca, especialista en canchas y asesor técnico certificado por la FIFA, acepta que el lapso que estimó Duffy para la rehabilitación del césped del inmueble de la Calzada de Tlalpan es más que suficiente, pero no es lo único que requiere.

“Tiempo es uno y lo otro es alguien que sepa, y yo al señor (Daniel Duffy) no lo conozco, pero supongo que debe ser un experto, si no, no lo hubieran traído; nosotros cambiábamos la cancha de un día para otro, teníamos concierto y al otro día teníamos una cancha recién colocada, así jugaban y nunca hubo problema.

“Entonces en 15 días se puede hacer no una, se pueden hacer dos canchas sin ningún problema, ya para pisarse”, asevera Barrios Leyva, quien a su vez descarta que las lluvias sean un problema para la aceptación del pasto híbrido, como lo comentó Duffy en la conferencia.

Ciudad de México, 15 de agosto de 2018. , durante el partido de la jornada 4 del torneo Apertura 2018 de la Copa MX, entre la Máquina Celeste del Cruz Azul y Atlético Zacatepec, celebrado en el estadio Azteca Foto: Imago7/Eloisa Sanchez

“Lluvia hay cada temporada y eso no es nuevo, ya sabemos que en esta temporada del año llueve, de hecho este año ha llovido menos que en años pasados”.

Raúl, quien trabajó por muchos años en el mantenimiento de la cancha del Azteca, confiesa que existen otras alternativas para mejorar la resistencia del césped, no sólo el pasto híbrido.

“En Estados Unidos, por ejemplo, antes de pensar mezclar sintético con natural, tienen otras formas de resolverlo: con una buena selección de semillas y con un excelente manejo del césped, con trabajos mecánicos, con agroquímicos.

“Hay semillas específicas para lo que tú quieras, hay semillas ya fabricadas genéticamente en laboratorio para mayor resistencia al uso, a la nieve, al sol, a la sombra”.

Además asegura que no se necesitaba traer pasto híbrido para contar con una cancha de nivel mundial como la del Santiago Bernabéu.

“El pasto híbrido no es el que hace que se vea impresionante la cancha, lo que hace que se vea hermosa la del Bernabéu, por ejemplo, es el césped y el manejo que se la da a ese pasto, no la alfombra que quedó abajo del natural, porque esa ni se ve.

“Entonces, si alguien quiere que su cancha se vea espectacular, tienes que tener a una persona con mucha experiencia, con los equipos adecuados y con el personal de jardinería preparado, para aspirar a algo como lo top que hay en el mundo”.

Asevera que todo depende del mantenimiento, no del tipo de césped. “Es correcto, a mí, si me dicen que van a traer al cuate que se encarga de la cancha del Bernabéu, pues es muy probable que pronto veas un estadio con una cancha muy similar”. Aunque en México, confiesa, no se invierte lo suficiente en este tipo de cuestiones.

“Te puedo decir que he trabajado para el 70 por ciento de los equipos de Primera División en México, a veces pedirles una podadora que cuesta menos que un carrito chiquito de cualquiera de las marcas que tú me digas, les cuesta mucho.

“Viendo eso, creo que estamos a muchos años de distancia de adquirir robots, drones, equipos de radiación para eliminar hongos; incluso, hasta para mandar a tu personal a prepararse a seminarios a cursos o a certificarse a alguna otra parte del mundo, mientras no se invierta en esa parte en el futbol mexicano, seguiremos muy lejos”.