Lo de atrás de Verónica Castro

1142
Daniel Bisogno

Señoras y señores, la verdad es que se han acabado las estrellas, hagan un recorrido mental para ver qué nuevos conductores, qué nuevas cantantes jovencitas, qué actrices, qué actores han surgido para tomar el lugar que dejan los grandes, ¡ninguno! No hay talento, ¡le moleste a quien le moleste! O díganme ustedes, dónde está la nueva Yuri, las nuevas Pandora, el nuevo Mijares, el nuevo Alejandro Fernández o la nueva Verónica Castro, que es de quien les hablaré en esta ocasión, ¿quién con esa belleza, con ese ángel, con esa simpatía, con ese talento? ¡Nadie! Verónica es para mí, tal vez, la más grande estrella que ha dado este país, sus novelas son un exitazo alrededor del mundo, en varias ocasiones paralizó Rusia, Italia, entre muchos otros países, sus programas de revista paralizaban también nuestro país y todo el mundo los comentaban al día siguiente, la serie de Luis Miguel es una pendejada junto a lo que pasaba con los programas de Verónica Castro, si estaban muy chicos, nomás pregúntenle a sus papás, por eso ahora que estuvo en el foro de Ventaneando, por primera vez, fue para mí una verdadera maravilla y aunque yo ya había tenido la fortuna de compartir infinidad de eventos con ella, desde el bautizo de su nieta Rafaela, hasta reuniones en casa de mi comadre Raquel Bigorra, además de escribirnos por las redes constantemente y considerarme su amigo, no habíamos tenido la posibilidad de compartir el escenario así, en vivo, desde nuestro foro, foro que han pisado los más grandes, y se nos hizo, además de tener la oportunidad de ver juntas frente a las cámaras a dos instituciones como son Verónica Castro y Pati Chapoy, es simplemente un privilegio y la verdad sea dicha, fueron una cátedra de lo que es hacer televisión, que busquen gran cantidad de inútiles que se hacen llamar conductores hoy en día esta entrevista en YouTube, y le aprendan algo, aunque esto es para el que nació con eso, el que no no, mi Vero pían pianito se refinó a varios, entre ellos hasta a Hugo López, el mánager de Luis Miguel, a quien pintaron como un santo en la serie, ella aquí lo puso como un verdadero ratero maldito que estafó y le robó a Verónica Castro y le hizo la vida imposible, porque no quiso andar con ella. Su trabajo en La casa de las flores, es verdaderamente impactante, ya les hablaré de ella en la próxima entrega de Desde el averno, pero por lo pronto, que quede asentado que estrellas como Verónica Castro, no se dan en maceta. He dicho.