Detienen a pandilla de colombianos en la GAM

67

Elementos de seguridad detuvieron a tres extranjeros y un complice, momentos después de entrar a un domicilio para sacar varios aparatos electrodomésticos a bordo de un vehículo Chevrolet, Aveo, color rojo.

De acuerdo con el expediente, un testigo solicitó apoyo a policías preventivos e pasado 8 de agosto  porque tres sujetos brincaron la barda de un inmueble ubicado en la calle 1547, colonia San Juan de Aragón, Sexta Sección, delegación Gustavo A. Madero.

Al llegar al lugar, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública se percataron que afuera de la casa se encontraba un hombre dentro de un automóvil; enseguida salieron los otros coparticipes con una pantalla de televisión y dos videojuegos.

Al preguntarles sobre la procedencia de los aparatos, los imputados explicaron que vivían en el domicilio, lo cual fue desmentido por los vecinos al asegurar que los propietarios son otras personas, quienes llegaron posteriormente.

En la revisión les aseguraron los enseres, tres pares de guantes, herramienta y el vehículo, los cuales, junto con los detenidos, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Gustavo A. Madero, quien inició una carpeta de investigación por el delito de robo agravado en pandilla.

Al continuar con las investigaciones del caso se detectó que tres de los inculpados, de 35, 34 y 29 años, son de origen colombiano, mientras que el cuarto, de 21 años, se desconoce hasta el momento su nacionalidad.

Los indiciados de 34 y 29 años entraron al país de manera ilegal, por lo que se dio aviso a las autoridades migratorias. También se detectó que estos dos sujetos, participaron en otro robo a casa habitación con violencia, ocurrido el pasado 29 de julio, de donde sustrajeron dinero y joyas.

Una vez que fueron integrados los dictámenes en criminalística, fotografía, valuación, mecánica e identificación, el pasado 11 de agosto se celebró la audiencia inicial en la que el juez de control calificó como legal la detención, vinculó a proceso a los imputados y les impuso la prisión preventiva justificada como medida cautelar.

De ser declarados culpables cada uno podrían alcanzar una sentencia de hasta 15 años de cárcel por lo que hace al robo agravado en pandilla, mientras que el robo a casa-habitación con violencia se castiga con hasta 33 años.