Buscan que Claudia les ayude a recuperar panteón

146

Luis Carlos Silva

Grupo Cantón

Muy temprano llegaron hasta la sede del Gobierno de la Ciudad de México procedentes de Culhuacán en la delegación Iztapalapa. Su denuncia 5 años, 8 meses y 23 días de espera. Dos jefes de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva que han tenido oídos sordos a su demanda de que les devuelvan el Panteón de su localidad, y ahora buscan afanosamente la ayuda de la Jefa de Gobierno local Claudia Sheinbaum. Con altavoces se han escuchar mientras que otro grupo ondea banderas de su movimiento de lucha social.

Los encabeza Ángel Flores Molina, su dirigente, quien asegura que el PRD en 8 años no les ha querido hacer caso, ahora esperan que con la llegada de Morena al Gobierno la situación sea diferente.

“Somos colonos de Culhuacán que venimos hasta aquí a denunciar los atropellos del gobierno de Mancera y la falta de sensibilidad de José Ramón Amieva, que no quieren devolvernos el panteón donde descansan nuestros muertos”, dijo a Grupo Cantón.

Varios funcionarios de la Secretaría de Gobierno llegan para atender su petición, se identifican e intentan evitar que sigan con su plantón justo en la entrada del Antiguo Palacio del Ayuntamiento. El acuerdo no llega y el líder de los culhuacanenses espera a que la Jefa de Gobierno electa llegue y lo atienda.

Claudia, le dice por el altavoz, “venimos desde muy lejos, desde hace meses que estamos aquí, por favor escúchanos, votamos por ti”, ella se detiene, los oye y acepta su petición, luego viene un apretón de manos, un beso en la mejilla y el compromiso de apoyarles. Da una instrucción minutos antes de ingresar a su cita con el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva.

En el piso yacen las pancartas de su movimiento de lucha que lo mismo va y viene de Iztapalapa, donde acusan que las autoridades no los ven, ni los oyen.

“Si no hay respeto para nuestros muertos y el nuevo Panteón de Culhuacán no hay paz, mal gobierno”. El objetivo se cumplió, fueron escuchados, solo falta que ahora sí la futura autoridad los ayude.