Escápate de relaciones venenosas

26

Las relaciones tóxicas son aquellas en las que, por lo menos, un integrante de la relación tiene comportamientos y actitudes totalmente impropias, que pueden llegar a suponer una situación de vulnerabilidad psicológica y emocional para el otro.

En muchas ocasiones, las personas que están inmersas en relaciones amorosas tóxicas no son capaces de darse cuenta de que están viviendo situaciones de abuso. El amor que sentimos puede obnubilar nuestro juicio y podemos tender a perdonar cualquier cosa. Es muy frecuente que este tipo de actitudes tóxicas se “normalicen” por parte de la víctima.

A pesar de que los familires y amigos puedan advertirnos de que algunas cosas que estamos soportando no son buenas, podemos seguir con los ojos vendados.

CONTROL Y CELOS

Aguas si a tu pareja le molesta que pases tiempo con tus amigos o familiares o si investiga tus redes sociales y tu teléfono móvil; controla tus gastos personales, lleva un control innecesario sobre tus cuentas bancarias o te pide explicaciones sobre tus facturas.

Pregunta constantemente por tus horarios, te planifica la vida sin pedirte opinión y te trata con un exceso de paternalismo. Prende la alerta si tu pareja exige que le compenses inmediatamente cuando te hace un favor. Te menosprecia y te da a entender que sin él/ella no serías nadie.

Es tóxico si en reuniones evitas emitir tu opinión sobre algo por miedo a que vuelva a reprenderte o a cuestionarte, y es habitual que use el chantaje emocional contigo: si no haces lo que quiere, se enfada.

FALTA DE RESPETO

Si se mete con tu forma de vestir, intenta influir de malas maneras para que cambies tu estilo, etcétera; hace lo posible por restarle importancia a tus méritos y virtudes; le quita importancia a los problemas que le expresas, minimizándolos y diciendo frases del estilo “eso no es para tanto”, “no te quejes por vicio”, etc., ten cuidado.

Si cuando se produce una discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra; te culpabiliza de problemas que tiene en su vida laboral o con otras personas ajenas a la relación y siempre está recordándote todos tus fallos y errores, mejor aléjate.