Ya cantan su corrido

GRUPO CANTÓN Y LA BANDA LOS DEL REFUEGO LE CUMPLEN SU SUEÑO AL HIJO DE OCTAGÓN, EL LLAMADO REY SIN CORONA DE LA PRIMERA EDICIÓN DEL PROGRAMA EXATLÓN MÉXICO

61

Ciudad de México.– Una plática informal, una charla entre amigos, dicen quienes fraguan los grandes capítulos, que muchos de éstos surgen a partir de una idea que bien podría quedarse en el aire.

Después del boom mediático que resultó el Exatlón México, y más puntual El Hijo de Octagón, la misión reporteril y el objetivo periodístico era tener una entrevista con el enmascarado, pues además, tras una salida intempestiva, la duda giró en torno a que no fue parte de las actividades que TV Azteca estiló cuando se dio la expulsión de todos y cada uno de los protagonistas del reality show.

Los problemas por el nombre fueron el punto culminante de aquella relación, pero durante esa tertulia entonces saltó la puntada de contar una historia que comenzó de la nada.

Los del Refuego, una agrupación mexiquense que de a poco pica piedra en este mundo de la música grupera, fue el primer aliado: “Qué tal si le componemos su corrido al Octa”, dijo Ray, su líder.

Aquel primer acercamiento, después de su llegada del programa televisivo, se convirtió en el banderazo, en el colofón, y lo que siguió fue el plan de acción. Llevar la idea a donde más sabe, al terreno tangible.

Todo estaba listo. El Corrido del Hijo de Octagón, ni más ni menos, que cuenta un poco la leyenda de este Junior quien, muy a parte de los retos extremos que sorteó durante algunos meses, siempre estuvo ligado a la lucha libre, gracias a su padre: El Amo de los Ocho Ángulos.

La letra, a cargo de Pepe Solano, quien también le ha dado temas al grupo Voz de Mando, a partir de una breve biografía del joven gladiador se dispuso a ponerle vida a una tonada que, según cuenta él mismo, se la imaginó desde que le dijeron el nombre del personaje.

Diez días de inspiración fueron apenas justos para completar el relato, continuó la tonada, los arreglos, darle color a la música.

Joel y Rodrigo, quienes complementan la agrupación que gusta de lo sierreño, dirían los expertos en la materia, resultaron clave para redondear la melodía.

Todo estaba dispuesto y listo, con los contratiempos que de pronto pueden derivar para cuadrar las fechas.

El escenario de La Que Manda CDMX, un lugar que está de moda en el corazón de la capital mexicana, ubicado en la calle Francisco I Madero (39), resultó apenas exacto para que el esteta escuchara por primera vez su rola.

“La verdad se me enchina la piel, así es sin duda mi vida, la velocidad, los autos, las motos, la lucha libre. Agradezco a Diario BASTA! y a Los del Refuego por esta gran sorpresa, es muy padre ser reconocido así”, dice el continuador de la leyenda.

Un zapateado con la anfitriona de aquel lugar, además de una convivencia vía redes sociales con sus fans, para darle más emotividad a aquel instante de camaradería pura.

Y, para sellar una tarde de corridos, sensaciones padres y bailongo al estilo pancracio, El Hijo de Octagón empeña su palabra: “Me gustaría que la gente conozca el tema, que lo empiece a identificar, que los chavos graben su disco, y lo presentaremos en una Arena, pero con ellos tocándolo en vivo, para que se convierta en mi canción de salida a los cuadriláteros”.