A Silvia Navarro ser mamá, la cambió

150

Ahora es un amor con la prensa y es gracias a su pequeño hijo león

Últimamente hemos visto a Silvia Navarro muy amable con la prensa y este cambio se debe a que su hijo León le ha enseñado que no vale la pena tener actitudes negativas con las demás personas: “Leo es mi Buda, mi centro, mi todo; con él nada me importa; es lo que me mantiene viva; cuando llego a casa y lo veo, siento que todo vale la pena. No sé si he cambiado o no, pero estoy más feliz que antes. A lo mejor soy más buena onda y más bonita que antes, pero a final de cuentas sigo siendo la mis­ma”. Dijo que León a su corta edad, le da consejos muy valiosos: “Al llegar a casa si tuve un día difícil, él me dice: ‘Mami no te preocupes mañana será otro día, todo tiene solución’. Me en­seña cosas que no sabía”, comentó.