Mauricio Clark, cuando niño, vivió evento traumático en regaderas

El periodista Mauricio Clark confesó que, a los tres años de edad, vivió una de las experiencias más dolorosas de su vida.

106
Ciudad de México.- Dolorosas palabras las de Mauricio Clark, cuando relató un suceso crucial en su vida; a los tres años de edad, en las regaderas de un club, cambiaron el rumbo de su destino. Así lo declaró a través de un facebook live, durante su primer programa Todo es posible:
“Cuando yo tenía tres años hubo un hecho que marcó mi vida para siempre; una situación estando en las regaderas de un club; en ese momento pasó algo que afectó mi vida y cambiaron los cables de mi destino, en ese momento empece a compararme con todos; yo no es que me haya convertido o no en homosexual, simplemente retomé mi vida que tenía desde niño y que por una acción fuerte que se suscitó en mi vida cuando tenía tres años, se empezó a desvirtuar todo. ¿Saben lo que es perdonarse todo eso? ¿Saben lo que se necesita para tener el valor de decirlo frente a una cámara?
El periodista de espectáculos dejó en claro que su experiencia es personal y que no está hablando por los demás: “Yo estoy hablando de mi. No tengo un problema con la comunidad gay; trato de llevar una vida sana, honesta, por la derecha, siempre ayudando al prójimo. La vida es como un boleto de avión es personal e intransferible, cada quien debemos hacernos responsables de nuestros actos y consecuencias. Para conocer a un ser humano hay que conocer su pasado y saber por qué reacciona así en el presente”, mencionó.
Respecto a sus pasadas declaraciones y las palabras que pusieron en su boca, esto comentó: “Yo jamás utilicé la palabra enfermedad y espero jamás utilizarla porque no es una enfermedad, simplemente es. Yo no utilice la palabra curar, yo utilicé la palabra sanar, sanación, proceso que estoy viviendo”, platicó.
Por último, dijo no enojarse por la ola de violencia cibernética del que ha sido víctima: “Me he dado cuenta que existe rencor, resentimiento en muchas personas, por eso no he dejado de orar por todos ustedes; yo no me enojo porque los sentimientos y emociones les corresponden a ustedes y no a mi”, finalizó.